El problema radica en el bisfenol A y los ftalatos, dos sustancias que pueden migrar al alimento en determinadas condiciones

¿Realmente es higiénico rellenar botellas de plástico?

¿Realmente es higiénico rellenar botellas de plástico?

Los expertos lo aclaran. Casi todo el mundo lo ha hecho alguna vez. Tener a mano una botella de plástico gastada y aprovechar para rellenarla. Para ir al gimnasio, a alguna excursión, para la oficina, para el colegio de los niños… Con la cultura del reciclaje de telón de fondo muchos ven en esta práctica un gesto positivo para el medio ambiente. Y en algunos otros casos para el bolsillo. Sin embargo, ¿es recomendable en términos de higiene? Desde publicaciones especializadas como Consumer de grupo Eroski aseguran que no, según recoge el autor original de este artículo Diario Sur via ABC y comparte Francisco Lorenson para Periodista Digital.

¿Sus argumentos? «El peligro está sobre todo en dos sustancias: el bisfenol A (BPA), que se añade para hacer un plástico duro y transparente, y los ftalatos, que se agregan para conseguir un plástico blando y flexible. Ambos elementos son disruptores endocrinos, compuestos que pueden tener riesgos sobre la salud cuando se rellenan las botellas de agua más de una vez», señalan en Diario Sur.

«Muchas personas reutilizan las botellas de agua. Este gesto, que puede parecer inofensivo e inocuo, debe hacerse con precaución, ya que este tipo de recipiente, en la mayoría de los casos, no está preparado para usarlo más de una o dos ocasiones», añaden desde la citada publicación.

Autor

Francisco Lorenson

Polifacético y innovador reportero, lleva años trabajando en el sector y aprendiendo de algunas de las personas más inteligentes del negocio.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído