SALUD Y BELLEZA

Las tres mejores soluciones para acabar con la calvicie.

Las tres mejores soluciones para acabar con la calvicie.

Desde que abrimos nuestro consultorio hemos analizado por partes cada una de las posibles soluciones que existen para afrontar clínicamente un injerto capilar capaz de acabar con tu alopecia. Hemos dado las claves que debes seguir para escoger clínica capilar, y ahora, queremos reunir en un solo post todo lo que necesitas saber a nivel técnico para afrontar un injerto capilar.

¡Atento@s! Están son las técnicas capilares que van a devolverle a tu cabello la fuerza y la naturalidad que nunca debió perder:

TÉCNICA FUE.

Es la mejor y más natural manera de llevar a cabo la extracción de los folículos que posteriormente serán injertados durante el transplante capilar. Además, se consigue mantener la fuerza y el grado de inclinación del folículo, para de esta manera dotar de mayor naturalidad al injerto. La extracción consiste en la disección de la unidades foliculares una por una. Se utiliza un sistema rotatorio de baja velocidad con cuchillas circulares de menos de un milímetro de diámetro capaces de diseccionar la epidermis y dermis alrededor del folículo y extraerlo ya sea por medio de sistemas de succión o con pinzas.

TÉCNICA DHI.

Este tratamiento, también conocido como Implantación Directa del Cabello permite al equipo implantar los folículos uno a uno directamente en el área del transplante, de tal manera que lograremos dotar a cada pelo de su ángulo, dirección y profundidad exactas para de esta manera conseguir un resultado único. Su precisión, en gran medida, viene como consecuencia del uso del Implanter, el material con el que se lleva a cabo el DHI. Con esta técnica se reduce el tiempo en que los injertos están fuera del cuero cabelludo y gracias a eso su aspecto es mucho más saludable.

TRATAMIENTO CON PRP.

Nos servimos del plasma rico en plaquetas para luchar contra la alopecia gracias a las facilidades y resultados que ofrece la posibilidad de aislar los factores del crecimiento que están presentes en la sangre. Así, lograremos estimular la regeneración del tejido y potenciar la vascularización de los folículos, mejorando la circulación y aumentando la producción de colágeno, elástica y ácido hialurónico.

Es una técnica nada invasiva, que no requiere intervención quirúrgica alguna y ni siquiera precisa de anestesia. Su duración aproximada es de unos treinta minutos y los resultados son visibles transcurrido un mes tras el inicio del tratamiento. Para lograr un efecto óptimo, aunque depende de cada paciente, deberíamos repetir la técnica entre tres y cuatro veces. Así, el éxito estará garantizado.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Expertos
Franz J. Bern Barbehito

Médico Cirujano con máster en Tricología y Microinjerto capilar y varios los de experiencia en el sector de la salud capilar

Lo más leído