Esta reportera se llama Ali Meyer, tiene 40 años y cuatro hijas y se ha enterado de que tiene cáncer en pleno directo

Esta reportera se llama Ali Meyer, tiene 40 años y cuatro hijas y se ha enterado de que tiene cáncer en pleno directo
Ali Meyer (KFOR). RS

Ali Meyer vive en Edmond, Oklahoma, con su esposo, Zachary, y sus cuatro hijas. Es la presentadora de la mañana en NewsChannel 4 y ha estado realizando la transmisión matutina de KFOR-TV durante nueve años.

Ali ejerce como periodista en NewsChannel 4 desde hace 16 años y nunca pudo imaginar algo así.

Cosas del directo…La vida y sus casualidades. La periodista Ali Meyer, durante un programa en directo retransmitido a través de Facebook Live para la cadena KFOR de Oklahoma, acudió a un hospital con el objetivo de realizar un reportaje para concienciar a todo el mundo sobre el cáncer de mama, una de las enfermedades más extendidas entre las mujeres, por lo que es imprescindible realizar un control exhaustivo para prevenirlo o detectarlo a tiempo.

Ali Meyer con su marido y sus cuatro hijas.

Pero lo que empezó siendo un reportaje para concienciar al público sobre esta enfermedad terminó convirtiéndose en el trabajo más duro que Meyer ha tenido que afrontar durante toda su carrera.

Y es que para el reportaje televisado, la periodista se sometió a una mamografía el año pasado, en principio solo para alentar a los espectadores a someterse a chequeos rutinarios, pero donde le comunicaron que tenía un tumor dúctil no invasivo en su seno derecho y tenía que ser operada.

«No era un motivo de preocupación para mí, no tenía bultos ni antecedentes familiares; no había ninguna razón para pensar que mi mamografía de ese modo mi vida».

Eso aseguró en Instagram la reportera, que todavía no había cumplido los 40 años.

View this post on Instagram

It’s been almost a year since my first mammogram. I’m 41, and this week I had my 2nd annual screening mammogram.. my first since a breast cancer diagnosis last year.🌷ALL CLEAR🌷Guys, I had no family history, no lumps, no concerns, no genetic mutation for breast cancer. I was a perfectly healthy 40yo women with zero suspicion I had cancer cells in my body. And yet.. there they were.. tiny, cancerous calcifications inside the milk ducts in my right breast. For days I wished I hadn’t had that mammogram. I wished I just didn’t know. Of course, in the end, I feel thankful that I caught disease at the earliest stage..& I know my treatment was easier bc of early diagnosis. It’s October. Love yourself enough to take care of your body.💪🏻💖 Schedule you screening mammogram today. #breastcancer #dcis #mammogram #breasthealth

A post shared by Ali Meyer | TV News | Survivor (@amanchor) on

Los médicos le comunicaron que se había detectado a tiempo el cáncer, aunque varios cirujanos le recomendaron una mastectomía para extirpar el seno derecho y asegurarse de que el cáncer no vlviera a aparecer, algo que la «devastó».

«Aunque la cirugía fue mi elección, sentí que fue como una mutilación forzada», dijo Meyer. «Sentí como si el cáncer me estuviera robando parte de mi cuerpo».

Por fortuna, un año después del disgusto, volvió a hacerse una mamografía y le anunciaron que no había señales de cáncer.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído