Liposucción VASER, la revolución llega para eliminar la grasa corporal más resistente

Liposucción VASER, la revolución llega para eliminar la grasa corporal más resistente

Los tratamientos de cirugía estética están en una constante evolución. Los campos de la salud y de la imagen no dejan de poner sobre la mesa nuevos procedimientos, técnicas e instrumentos que garantizan mejores resultados, intervenciones más precisas y, por supuesto, tanto más facilidades para los especialistas como mayores satisfacciones para los pacientes. Es un sector que no deja de buscar el avance, de buscar nuevas formas e ideas.

Una de las intervenciones más habituales en los centros de estética es la liposucción. Esta, que no persigue otra cosa más que eliminar grandes cantidades de grasa acumulada en el cuerpo, permite una mayor definición que, en ocasiones, es incluso necesarias por cuestiones de salud. Se han dado casos de obesidad en los que ha sido necesaria una intervención de este tipo para conseguir que el paciente pueda tener un mejor ritmo de vida.

Pero incluso en un tratamiento como este se están buscando nuevas opciones y nuevas maneras. Uno de los procedimientos más punteros en este campo es el de la liposucción Vaser, una que ya se está empezando a extender por los principales centros de estética para contento de los clientes. ¿Y en qué consiste? Equipos especializados como este de Liposucción Vaser en Madrid aportan todos los datos necesarios para entender ya no solo por qué es un procedimiento interesante, sino también por qué es mejor que la liposucción más tradicional.

Qué es la Liposucción Vaser

La Liposucción Vaser, también conocida como LIPOVASER o liposucción de alta definición, es un nuevo tipo de intervención que ha aparecido dentro del sector de la remodelación del cuerpo. Consiste en una máxima definición tanto de los orígenes como de las inserciones musculares, de forma que se consigue una mayor remodelación de la superficie corporal a través de la generación de una especie de surcos debido a la marca mecánica de las cánulas utilizadas y los ultrasonidos del vaser.

Es un procedimiento que puede aplicarse en cualquier persona que sea candidata a una liposucción, dado que se aplica en los mismos casos y con el mismo cometido. Generalmente, quien recurre a una liposucción vaser es porque tiene grasa acumulada y localizada que no puede eliminar ni a través del cambio de dieta ni mediante el ejercicio, siempre y cuando se tenga un IMC (Índice de Masa Corporal) inferior a 30.

¿Sirve la LIPOVASER para adelgazar?

Al igual que con las liposucciones normales, el objetivo de aplicar la LIPOVASER no es el de perder peso ni adelgazar, sino más bien eliminar la grasa más difícil. Esta ténica no está pensada para bajar de talla sin tener que hacer deporte ni seguir una buena dieta, de hecho cualquier especialista coincide en que ambas cosas son absolutamente necesarias para cualquier persona que quiera tener una buena salud.

Aún así, y aunque no sirva para adelgazar, sí que consigue una pérdida de peso. ¿El motivo? La grasa acumulada también pesa, y hay intervenciones en las que se pueden eliminar hasta 8 litros de grasa localizada en diferentes partes del cuerpo. Eso, se quiera o no, acaba provocando un descenso del peso debido a la eliminación de ese excedente. Aunque insistimos, no es una operación que se lleve a cabo para bajar kilos, es para quitar grasa.

¿Cuánto tiempo de recuperación es necesario?

Toda intervención, sea del tipo que sea, requiere un plazo de recuperación para poder volver a la normalidad. En el caso de la liposucción en alta definición, hay que pasar por entre 1 y 2 noches de hospital tras pasar por el procedimiento. Después de esto, es necesario 1 mes de drenajes o masajes y otro mes adicional de faja. Curiosamente, durante los primeros días, se seguirá perdiendo grasa a través de la formación de líquidos, algo causado por el Vaser.

En el primer mes es necesario tomar bebidas isotónicas, seguir una dieta especialmente saludable y caminar a diario para mantener el cuerpo activo. Es posible que se den casos de anemia postoperatoria, por lo que también se aconseja tomar algún que otro suplemento de hierro durante este tiempo para mantener la mayor estabilidad posible.

Ventajas de la liposucción vaser frente a la tradicional

El motivo por el que este procedimiento ha ido ganando terreno frente al tradicional es porque tiene ciertas ventajas que son bastante importantes para cualquier persona. Para empezar, se trata de una intervención mínimamente invasiva, lo que hace que haya menos dolor durante el postoperatorio y que se tenga menos «miedo» a pasar por las manos del especialista.

Además de eso, los efectos secundarios de esta intervención son mucho menos molestos y dañinos que los de una lipo de siempre. Ya hemos visto anteriormente cómo es el tiempo de recuperación y cuáles son sus claves, y es algo mucho más cómodo que la recuperación de una liposucción a la antigua usanza.

Precisión sin daños

Se llama liposucción de alta definición porque logra adentrarse en las zonas más pequeñas para extraer la mayor cantidad de grasa. Zonas como la papada, por ejemplo, pueden ver grandes cambios gracias a esta intervención.

Por otra parte, se actúa sobre zonas localizadas sin dañar las cercanas, algo muy a favor para trabajar con esa precisión que tanto avala a este procedimiento. Asimismo, otro efecto de esta intervención es que permite una mayor retracción de la piel, a la vez que la tensa.

La LIPOVASER tiene cada vez más adeptos, y aquí ha quedado claro por qué.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído