Hay 1.000 millones de personas con sobrepeso en el mundo

«Para un obeso el día a día es un ritual de flagelación»

Miguel Núñez perdió 116 kilos gracias a una cirugía bariátrica

Sé que cualquier tarea cotidiana, como vestirse, se convierte en un ritual de flagelación

Medio kilo de jamón serrano acompañado de un bote de leche condensada o un plato de embutidos aderezado con galletas empapadas en miel. Cada vez que Miguel Núñez abría la nevera, la asaltaba. Era adicto a la comida y no podía dejar de comer. 

Manuel Núñez:

«Caer en este trastorno es muy fácil, librarse de él parece imposible»

Según publica El Mundo en un artículo de Isabel F. Lantigua titulado «Un bailarín de peso», Miguel ha logrado reducir 116 kilos gracias a la fuerza de voluntad, el deporte y a una intervención de reducción de estómago -cirugía bariátrica-:

«Entré en la sala de operaciones con 197 kilos. Me habían dado seis meses de vida, así que era la única opción que me quedaba»

«Dos años después de la intervención ya me había quitado de encima una pesada carga física y anímica. Tenía 100 kilos menos y más ganas de vivir y de volver a bailar»

BAILÓ CON EL BALLET ZOOM

Parece contradictorio que alguien que bailó con los miembros del famoso ballet Zoom de la tele y formó parte de la compañía de Norma Duval, caiga en la obesidad. Pero no es un hecho tan raro. Miguel ha escrito un libro titulado ‘No hay mallas para un gordo’ con el que quiere ayudar a otras personas obesas:

«Sé que cualquier tarea cotidiana, como vestirse, se convierte en un ritual de flagelación. Que simplemente ir al médico, donde las básculas están limitadas a 180 kilos, o hacerse un TAC es una auténtica pesadilla»

Según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 1.000 millones de personas en el mundo padecen sobrepeso y 300 millones son obesas.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído