Jiménez afirma que entre los objetivos del Gobierno se encuentra reducir la ingesta de sal entre la población

La reducción del consumo de sal «es una de las formas más sencillas y eficientes» de reducir la hipertensión, las enfermedades coronarias y las enfermedades cerebrovasculares, por este motivo la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, ha firmado que «el Gobierno se ha marcado como objetivo que la población española ingiera menos sal».

Asimismo, ha recordado que la reducción de la ingesta de sal, de 9,8 gramos por persona al día a 5 gramos por persona al día, evitaría cada año 20.000 accidentes cardiovasculares y 30.000 eventos cardíacos. Por tanto, a su juicio, «merece la pena que el Gobierno se implique en esta tarea».

Así, este martes en el pleno del Senado, ha recordado que la hipertensión afecta en España a 10 millones de personas, el 35 por ciento de la población, aunque el porcentaje se eleva hasta el 68 por ciento en mayores de 65 años.

Sanidad se ha marcado como objetivo que la población española ingiera menos sal, como una de las medidas más efectivas para luchar contra la hipertensión arterial. Para ello se pretende una reducción del 20 por ciento del contenido de sal en los productos alimentarios en un período de cuatro años (2010-2014).

Para lograr estos objetivos, Jiménez ha indicado que está ultimando una serie de acuerdos con la industria alimentaria para la reducción del contenido de sal en los productos elaborados. Además, están en marcha ya iniciativas con el sector de la restauración y se trabaja también con las comunidades autónomas para aplicar estas medidas en los comedores escolares.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído