La industria alimentaria afirma que prohibir las chucherías en los colegios sería una medida parcial e ineficaz

La industria alimentaria considera que la prohibición de vender bollería, chucherías, aperitivos y refrescos en los colegios sería «una medida parcial» e ineficaz, además de contraria al espíritu de la Estrategia NAOS (Nutrición, Actividad Física, Obesidad y Salud).

La Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) considera «preocupante la deriva que el Ministerio de Sanidad y Política Social ha tomado con esta iniciativa». Una medida que, a su juicio, se desmarca del espíritu de la Estrategia NAOS (Nutrición, Actividad Física, Obesidad y Salud), donde hasta ahora se ha tomado como principio que los alimentos en sí mismos no son buenos o malos, sino que lo importante es una dieta equilibrada y actividad física regular.

La patronal añade que, en la redacción de esta recomendación, tampoco se ha cumplido el principio de consulta a las partes interesadas, puesto que FIAB no ha sido llamada a participar en la discusión del texto («Consenso sobre la alimentación en centros escolares»), cuando está directamente implicada en este objetivo común.

«Este hecho resulta extraño, especialmente porque FIAB lleva cinco años impulsando la Estrategia NAOS y trabajando conjuntamente con las autoridades para mejorar los hábitos de vida saludables», señaló.

Según esta Federación, una medida parcial y focalizada como esta no resuelve un problema tan importante como el de la obesidad infantil y, además, carece de un análisis reposado y suficiente consenso científico y social.

«Hasta ahora desde todos los sectores se ha considerado que se trata de un problema multifactorial en el que son igual de importantes la educación, la alimentación y la promoción de la actividad física tanto en el ámbito escolar como en el extraescolar», insistió.

Además, la FIAB considera que la educación y la formación de los consumidores, aportándoles orientación en sus hábitos de consumo, resultan más efectivas que las políticas restrictivas, que suelen tener un efecto contrario al deseado.

Por todo ello, esta industria entiende que es necesario realizar un análisis más pausado de un tema tan importante como este, con el objetivo de tener un marco que sea realmente efectivo en la lucha contra la obesidad infantil y que vaya en línea con el espíritu de la Estrategia NAOS.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído