Cómo cuidar tu salud y aspecto físico de forma eficiente

Cómo cuidar tu salud y aspecto físico de forma eficiente
Running Pixabay

La llegada del buen tiempo puede implicar el descuidar un poco los hábitos saludables: largas noches de verano, chiringuitos en la playa, comidas fuera de casa, cambios de horario… Pasamos demasiadas horas expuestos al sol en nuestro día a día sin protección, lo cual puede afectar en el aspecto físico y tener graves consecuencias futuras. Para responder a estos problemas, hay cada vez más productos naturales, como los que pueden encontrarse en FarmaDistrict, una parafarmacia online. Este tipo de sustancias ofrecen una alta gama de posibilidades para mejorar la forma física sin poner en riesgo la salud.

Tenemos veranos cada vez más largos y no debemos permitir que los cambios de hábitos se conviertan en rutina diaria, así que hay que intentar buscar estilos de vida saludables. El objetivo de conseguir un cuerpo diez en pocas semanas de cara al verano, genera, en muchas ocasiones, riesgos en pro de una dieta milagro. Los milagros no existen y es importante escoger con cuidado el método para preparar el verano y actuar de una forma saludable y eficiente.

La llegada del calor suele venir acompañada de cambios de horarios, tardes libres o noches más largas en la calle. Es decir, se come más y peor. Según la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, los españoles engordamos una media de tres kilos durante los meses de verano. Adelgazamos muy rápido antes del verano y engordamos durante los meses estivales. Este desequilibrio afecta de manera muy negativa a la salud y puede provocar problemas digestivos, hinchazón o malestar, entre otros. No podemos evitar adaptar nuestro estilo de vida al clima, pero sí que podemos intentar mantener unos buenos hábitos. Es fundamental alcanzar una buena alimentación y seleccionar minuciosamente los alimentos.

Las frutas y verduras son más saciantes que el resto de alimentos y aportan al organismo el nivel de hidratación extra que necesita cuando las temperaturas suben demasiado. Un estilo de vida saludable tiene como base una dieta equilibrada, en la cual debemos incluir al menos cinco piezas de fruta y verdura al día. También es muy importante beber agua para combatir el calor. Es un error pensar que los líquidos engordan, sobretodo cuando el lorenzo aprieta.

Si bien es cierto que la llegada del calor conlleva desajustes en la alimentación, no todo está perdido. Algunos deportes están especialmente reservados para el calor y, aunque una pizza no se quema corriendo una hora, podemos aprovecharnos para mantener nuestra forma física. Los expertos recomiendan realizar una hora de deporte al día, estimula nuestros sentidos y mejora la circulación sanguínea.

Las bicicletas son para el verano, siempre evitando las horas de máxima intensidad de sol. Los deportes acuáticos ofrecen también una gran posibilidad para hacer ejercicio disfrutando del verano. La natación es una actividad muy positiva, ya que es especialmente beneficiosa para los sistemas cardiovasculares y respiratorios.

Es importante, eso sí, tener cuidado a la hora de practicar ciertos deportes en las horas punta de calor ya que, aunque el deporte sea beneficioso para la salud, existe el riesgo de la deshidratación. La clave para evitar esto a la hora de practicar deporte con altas temperaturas es ingerir una gran cantidad de recursos hídricos

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído