¿PEDOFILIA ENCUBIERTA?

La Sanidad alemana induce a los padres a dar masaje sexual a sus hijos

Una guía redactada por el Centro Federal de Educación para la Salud del Estado germano sugiere varias recomendaciones de este tipo para las familias alemanas

La Sanidad alemana induce a los padres a dar masaje sexual a sus hijos
Bebé, niño, niña, infancia y ser humano. EP

El folleto para niños de 1-3 años de edad, dice que "los padres no dedican suficiente atención al clítoris y la vagina de sus hijas"

El Centro Federal de Salud alemán (Bundeszentrale für gesundheitliche Aufklärung) elaboró hace unos años una guía para los padres con el objetivo de darles unas pautas de cara a afrontar el desarrollo sexual de sus hijos.

El documento, con el título de ‘Cuerpo, Amor, Jugando a los médicos’, consta de dos partes, una para niños de 1-3 años y otra para niños de 4-6 años, y es de lectura obligatoria en nueve regiones germanas.

A lo largo de toda su redacción, el texto del mismo va acompañado de imágenes sugerentemente sexuales entre padres e hijos, además de niños que aparecen enseñando alguna parte íntima de su cuerpo.

Algunas frases que se pueden leer parecen incluso incitar a la pedofilia.

El folleto para niños de 1-3 años de edad, dice que «los padres no dedican suficiente atención al clítoris y la vagina de sus hijas» y que si «el niño toca todas las partes del cuerpo de su padre», él «debería hacer lo mismo».

En definitiva, lo que sugiere el Centro Federal de Educación para la Salud alemán es la necesidad de «promoción activa de la sensualidad».

De hecho, otras producciones del mismo organismo público ofrecen canciones que defienden la masturbación infantil. Por ejemplo, la letra de una con el título ‘Nariz, abdomen y trasero’ versa lo siguiente: «Tengo una vagina, porque soy una niña. La vagina no es sólo para hacer pis. Cuando la toco, siento un cosquilleo agradable».

Por otro lado, el informe ha causado cierta indignación en algunos sectores de la ciudadanía. El diario germano ‘Der Spiegel’ se hizo eco de algunas de las protestas y en España el Partido ‘Proyecto de Centro’ ha abierto un teléfono (922 259 384) para recoger firmas y redactar una petición formal ante el Parlamento Europeo para que tales prácticas sean censuradas.

NOTA.- leer artículo original en ‘La Gaceta’

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído