Tomar la comida templada, evitar ropa ajustada, realizar movimientos bruscos tras el postre... algunas de las pautas

Navidades y Comilonas: 10 sabios consejos para evitar la acidez de estómago

Puede ser todo un problema si no conocemos los alimentos que la provocan y los hábitos que pueden ayudar a prevenirla

Navidades y Comilonas: 10 sabios consejos para evitar la acidez de estómago

En todo caso elige un antiácido que actúe lo más rápidamente posible...

La acidez estomacal, también conocida como pirosis, es una sensación de ardor que se experimenta en la parte inferior del pecho, justo detrás del esternón.

Se produce cuando el ácido del estómago fluye hacia el esófago, el tubo que conecta la boca con el estómago. Este fenómeno es conocido como reflujo ácido.

El estómago produce ácido gástrico para ayudar en la digestión de los alimentos.

Este ácido es normalmente retenido en el estómago por un anillo muscular en la parte inferior del esófago llamado esfínter esofágico inferior. Sin embargo, en algunas situaciones, este esfínter no funciona correctamente o se relaja de manera inapropiada, permitiendo que el ácido gástrico suba hacia el esófago.

Esto puede ocurrir por varias razones, además de por los excesos en la comida:

  1. Hernia hiatal: Una condición en la cual la parte superior del estómago se desliza hacia arriba a través del diafragma, debilitando así el esfínter esofágico inferior.
  2. Dieta: Consumir alimentos grasos, picantes o ácidos, así como el exceso de cafeína o alcohol, puede provocar un aumento en la producción de ácido gástrico.
  3. Obesidad: El exceso de peso puede ejercer presión sobre el abdomen, empujando el contenido del estómago hacia el esófago.
  4. Embarazo: Durante el embarazo, las hormonas pueden relajar el esfínter esofágico inferior, permitiendo que el ácido del estómago fluya hacia el esófago.
  5. Fumar: El tabaquismo puede debilitar el esfínter esofágico inferior y aumentar la producción de ácido gástrico.

LAS COMILONAS

La Navidad llega a nuestras casas con sus típicas comidas familiares, en las que los platos se suceden uno tras otro, alargándose incluso hasta altas horas de la noche.

En estas fechas, la acidez de estómago puede ser un problema, y más si no conocemos los alimentos que la provocan y los hábitos que pueden ayudar a prevenirla.

Actualmente, uno de cada 10 adultos sufre acidez al menos una vez a la semana, una cifra que crece durante estas fiestas.

Un decálogo que te ayudará a disfrutar de los mejores platos sin miedo a sentir molestias tras el postre.

  1. -Los entremeses, el consomé… los aperitivos. Después el primer plato y, luego, el segundo, ¿pero también hay tercero..? Intenta disminuir la cantidad de comida en cada plato y evita ciertos alimentos y bebidas que puedan provocar acidez: alimentos grasos (mantequilla, queso, embutidos, salsas y pasteles), comidas fritas o muy condimentadas con especias, chocolate, tomate, cítricos (limones, naranjas y pomelos), alcohol, café, té y las bebidas gaseosas o con cafeína, menta o cola.
  2. -No seas impaciente y deja que la comida se temple. Ingerir los alimentos a temperatura intermedia, ni demasiado fríos ni demasiado calientes, evitará que se irrite la pared del estómago.
  3. -La velada es larga. Así que tómate tu tiempo en cada bocado y mastica bien la comida.
  4. -No hagas movimientos físicos intensos después de comer. Una conversación tranquila en familia o entre amigos te dará tiempo a digerir la comida.
  5. -Cuando elijas tu modelito evita la ropa ajustada y los cinturones para no presionar el estómago.
  6. -Adelanta el horario de la cena o alarga la sobremesa después de la comida, pero procura no acostarte antes de 2 ó 3 horas después de comer.
  7. -Controla tu estrés en la medida de lo posible. Relájate y disfruta de las fiestas.
  8. -¿Te levantas de la mesa y te pierdes la mejor parte de la conversación para pasar frío en el balcón? No encontrarás mejor momento para intentar dejar de fumar. El tabaco debilita el esfínter que cierra la entrada al estómago.
  9. -No nos podemos ir a dormir muy tarde, que vienen los Reyes Magos. Cuando te acuestes, coloca dos bloques de 15 cm bajo las patas de la cabecera de la cama, para ayudar a que el ácido permanezca en el estómago e intenta recostarte sobre el costado izquierdo, ya que facilita el vaciado gástrico.
  10. – Y si sientes acidez en el estómago, elige un antiácido que actúe lo más rápidamente posible, neutralizando el ácido en el estómago y devolviéndote el bienestar en estas fiestas, actuando en un minuto.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Lo más leído