La presidenta del Colegio Oficial de Dietistas y Nutricionistas de Castilla-La Mancha nos ayuda a 'sobrevivir' en estas fiestas

Marta García: «El mayor aliado de los kilos de más es el picoteo, hay que quitar las bandejas de la mesa»

¿Cómo afrontar las copiosas comidas navideñas sin que la báscula se resienta?

La Navidad ya está aquí. Son días de estar con la familia, de compras, de regalos, para muchos de vacaciones y para casi todos de grandes comilonas. Es fácil perder el control sentado en una mesa frente a varios suculentos platos que se escapan del menú habitual y donde lo que más nos gusta, suele coincidir con lo que menos nos conviene.

¿Cómo sobrevivir sin engordar a las grandes comidas de estos días navideños? Marta García, presidenta del Colegio Oficial de Dietistas Nutricionistas de Castilla- La Mancha, nos da algunas de las claves para que estos días de excesos no nos pasen factura. Hay que evitar como sea empezar el año con 7 kilos de más, que es lo que se puede llegar a ganar si no tenemos un mínimo de cuidado con lo que comemos. Los kilos de más no sólo son antiestéticos, también puede provocarnos un problema de salud.

1. Ceñir los excesos a los momentos puntuales de las fiestas

Tenemos que saber que estos días van a ser fechas donde tendremos una gran ingesta de calorías, hay que ser consciente de ello y ceñirnos solo a esos momentos puntuales, no vale decir al día siguiente, «bueno, como ayer me pasé y en unos días me voy a volver a pasar pues ya me cuidaré luego cuando todo acabe».

Normalmente si no te cuidas puedes engordar de 2 a 4 kilos que es la media e incluso llegar hasta 7 porque son tres semanas de fiestas que suponen muchos días, y esa cantidad ya se quita muy mal. Si tienes un mínimo de cuidado y sigues estos consejos puedes coger uno o dos kilos, pero es un peso que se pierde con gran facilidad cuando vuelves a la rutina.

2. Consumo moderado de algunos alimentos

Hay que tratar de evitar los dulces, las grasas saturadas y el alcohol que es lo que nosotros llamamos calorías vacías, que se acumulan en el cuerpo y tardamos en perderlas. Hay que tomarlos de forma moderada.

3. Quitar la comida de la mesa para evitar el picoteo

Un truco recomendable es retirar de la mesa la bandeja con los dulces navideños. Al acabar de comer cogemos lo que nos apetezca, pero luego hay que intentar evitar tenerla a mano porque lo que más hace engordar es el picoteo que mantenemos, sobre todo, cuando alargamos las sobremeses. Además hay que pensar que son momentos que tienden a ser sedentarios, nos quedamos en mayor medida sentados a excepción de Fin de Año donde hay más gente que luego puede ir a bailar.

4. Mantener el hábito de las cinco comidas diarias

Es importante mantener también estos días el hábito de comer cinco veces al día. Aunque después tengamos una cena o comida fuerte, no debemos privarnos de merendar o comer algo a media mañana, porque son días en los que también los horarios varían. Se suele comer y cenar más tarde, y tampoco conviene enfrentarse a esos platos copiosos con mucho hambre.

5. Comer de todo, pero controlar las cantidades

Son unos días en los que hay que comer de todo y, salvo excepciones, conviene privarse, pero hay que tratar de no ingerir demasiada cantidad. Hay que pensar que si nosotros en el día a día tenemos suficiente con unas calorías X en la cena, nuestro cuerpo estos días tampoco necesita más. Lo ideal es ver la cantidad total que vas a comer, y un buen truco es colocar las diferentes raciones de cada alimiento en el mismo plato para poder visualizarlo. Si vas picando sin mirar, es más fácil que te pases con las calorías.

6. Prohibido comer lo que sobra

Deberíamos de tener prohibidas las sobras. No vale que el resto de días comamos de lo que se hizo en la Cena de Navidad o incluso peor, que acaben las fiestas y sigamos teniendo de esos alimentos navideños. Eso querría decir que nos hemos organizado mal y que hemos hecho mucha más cantidad de la necesaria.

7. Organizar los menús que se van a poner en la mesa

A la hora de preparar los menús para los días señalados es importante tener una previsión, habría que apuntar qué es lo que se quiere poner en la mesa y que es lo que hay que comprar, lo que se necesita y ceñirnos a eso, no comprar ni poner nada más. Tener claros los menús para cada día y poner solo eso en la mesa.

8. Evitar las dietas de desintoxicación

Cuando las fiestas finalizan, la doctora Marta García tiene claro que no vale recurrir a las dietas rápidas que van de boca en boca y que muchos nos sacamos de la manga sin tener un mínimo asesoramiento profesional:

«Creo que es un error recurrir a las dietas de desintoxicación, primero porque la comida no es tóxica, así que no debemos llamarlas así y luego porque lo único que hacemos con estas dietas express es perder agua y no tejido adiposo. Hay que intentar tener buenos hábitos alimenticios y por supuesto evitar el ayuno los días previos o posteriores a las grandes comidas porque con eso no se consigue nada y es contraproducente».

9. Beber agua y hacer deporte de forma moderada

Es bueno una vez que todo ha pasado seguir cuidándose y acudir de forma regular al gym, pero hay que ser constante, tampoco vale correr un día y cinco no. Es importante realizar ejercicio de forma habitual y beber agua para estar hidratado. Si finalmente has engordado varios kilos tienes que seguir un dieta seria y bajo supervisión de un profesional, nada de hacer ‘dietas express’ que aunque están de moda, tienen un efecto rebote muy fuerte. No son buenas y no deben hacerse ni antes ni para después de las fiestas navideñas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Marian García Álvarez

Redactora experta en televisión de Periodista Digital entre 2013 y 2016.

Lo más leído