Es uno de los manjares de los que podemos presumir en nuestra gastronomía

Dése el gusto de conocer de primera mano los cinco mejores jamones ibéricos

Es clave en la exquisita dieta mediterránea

Dése el gusto de conocer de primera mano los cinco mejores jamones ibéricos
Jamón ibérico, pata negra. JI

Uno de los manjares de los que podemos presumir en nuestra gastronomía es el jamón ibérico, procedente de cerdos criados en libertad en dehesas, y alimentados con bellotas, algo que les otorga la diferencia de entre el resto.

No hay aperitivo, comida o celebración en donde no aparezca un plato de jamón, y es que es clave en la exquisita dieta mediterránea.

Para los amantes del jamón, hay varios tipos que merecen reconocimiento. Estos son los cinco mejores jamones ibéricos.

Cinco Jotas. Esta casa de jamones tiene su origen hace 130 años. Su secreto no es otro que la pureza de la raza, que en todos estos años no se ha cruzado, además de la cría del cerdo en libertad, en la Dehesa del Suroeste Peninsular, en Sierra Morena, y una alimentación a base únicamente de bellota. El precio por un jamón de unos seis kilos es de aproximadamente 450 euros, y de una paleta ibérica de entre 4 y 5 kilos, unos 140 euros.

Joselito gran reserva. Un jamón de pata fina, de 36 meses de curación, provenientes de cerdos criados en las dehesas y alimentados de frutos del campo, por eso, ellos mismos aseguran que dependen de la climatología. No contienen conservantes, ni gluten, ni lactosa, y su color oscila entre el rijo intenso hasta el rosado. Un jamón de sabor suave, que expertos cocineros como Ferrán Adriá, consideran uno de los mejores del mercado. El precio de un jamón de 7 kilos puede oscilar entre los 450 y 530 euros.

Sánchez Romero Carvajal. Con más de 130 años de antigüedad, esta casa onubense de jamones cuida y mima a los cerdos de manera exquisita, midiendo cada uno de sus pasos y tratando de que los animales de adecuen a unas rutinas de buena alimentación, y vida saludable, como caminar a diario, además de mantener la pureza de la raza. El precio es de aproximadamente 300 euros por un jamón de 7 kilos.

Monsalud, puro ibérico de bellota. Extremeños y centenarios, estos cerdos tienen denominación de Origen Dehesa de Extremadura y se crían en la Sierra de Montánchez, donde las condiciones climatológicas, hacen que los jamones sean únicos y dependan del tiempo. Supervisados pieza a pieza y elaborados de manera individualizada, sólo producen anualmente 3.500 cerdos de raza ibérica. El precio por un jamón de 6 kilos es de 365 euros.

Pedro Nieto. De la Denominación de Origen Guijuelo, estos jamones se elaboran tras un largo proceso, que junto con el clima, al terreno, la temperatura y las innovaciones tecnológicas consiguen un jamón rico y manteniendo la cualidad tradicional diferenciadora del sabor y del color, rosáceo y con la grasa dorada. El precio de un jamón de 7 kilos es de 300 euros aproximadamente.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído