¿LLEVA UNA VIDA SALUDABLE?

¿Cuándo realmente tengo que empezar a preocuparme por mi colesterol?

Cada organismo es diferente; pero hay algunas preguntas clave que hacerse para controlar el nivel óptimo

¿Cuándo realmente tengo que empezar a preocuparme por mi colesterol?
Colesterol. PD

Es la pregunta del millón para muchos españoles. Pero hay más. Tengo el colesterol alto, ¿pero cuánto de alto? ¿Qué colesterol? ¿cuánto lo tengo que bajar? ¿Hay más colesteroles? ¿Y cómo lo bajo? En apenas unas claves, toda la información necesaria.

El colesterol no es malo por sí mismo, es una partícula grasa esencial para el organismo, pero el exceso de colesterol en sangre de tipo malo o LDL está asociado a la arterioesclerosis -estrechamiento de las arterias por el engrosamiento de las paredes- que afecta directamente al riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Las cifras recomendables de colesterol estarían por debajo de los 200 mg/dL para el total, e inferiores a 130 para el LDL o malo, aunque cada organismo es diametralmente diferente. Cuando esas cifras se superen, es cuando hay que ponerse manos a la obra.

¡TERROR, MÁS DE 200 DE COLESTEROL!

Si la analítica de sangre le ha arrojado esos resultados, cualquier paciente debería seguir los consejos de su médico, y además, los consejos que aquí le proporcionamos. Asimismo, cualquier persona que se encuentre cercana a esos niveles debería prevenir mejor que curar, dado que además las fórmulas para evitar que el colesterol malo se dispare hacia arriba son tan sencillas como hacerse estas preguntas:

¿Tengo una alimentación saludable? Si es que sí, continúe con ella. Si es que no; ¡espabile!

Una dieta equilibrada sería absolutamente necesaria para poder cortar con los riesgos del colesterol alto. Dentro de ello; los aceites de oliva virgen extra son productos maravillosos para el control del colesterol. Sin abusar, un chorrito de aceite en ensaladas y con verduras sería oro líquido para este cometido. De la misma manera ocurre para algún tipo de frituras, aunque sin abusar.

Las frutas se deben convertir en parte esencial de la alimentación diaria, como las verduras, y los frutos secos -especialmente las nueces- se convierten en elementos fantásticos para completar. Con algún pescado azul con Omega3 y una dieta basada en el equilibrio alimenticio, la primera parte del objetivo estará conseguida.

– ¿Hago deporte? Si es que sí, adelante, ¡a por sus objetivos! Si es que no, levántese del sofá.

El deporte no solo es bueno para el cuerpo, sino básico para la mente del ser humano. Como aquí nos compete el asunto físico, centrémonos en que un nivel de vida saludable es absolutamente necesario para mantener el colesterol malo bajo control.

Dentro de las posibilidades de cada uno, es recomendable hacer deporte varias veces a la semana, de la intensidad y duración que cada uno pueda o guste de dedicarle, así como el tipo de deporte; siendo el menos exigente salir a pasear a buen ritmo durante más de 40 minutos, y el más exigente cualquier deporte de alta exigencia, como correr.

El deportista va íntimamente ligado a la buena alimentación, a la agilidad, la energía constante, las ganas de hacer cosas, mientras que el sedentario vivirá pensando en el sofá, las hamburguesas y su cansancio generalizado se apoderará de él. El colesterol LDL amenaza a este segundo tipo de candidato.

Por supuesto, fumar es un absurdo en este campo.

– ¿Me ayudo con algún tipo de complemento? Si es que no, ¡infórmese!

En este punto es necesario apuntar que los dos anteriores resultan básicos para conseguir el objetivo de mantener el colesterol donde le corresponde. Pero si cumpliendo con ellos, el paciente quiere aportar una ayuda adicional, el mejor producto recomendado es Oxicol, de Actafarma.

Una píldora al día, a ser posible antes de dormir, ayudará a reducir los niveles de colesterol de una manera fantástica. Este producto actuará sobre el colesterol acumulado en las arterias y su función es hacerlo reduciendo a la vez los niveles de colesterol total (un 24%), LDL (30%) y LDL oxidado (20%).

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Pablo González

Licenciado en periodismo en 2010. Canterano del diario ABC, actualmente es redactor de política, portadista y responsable del área audiovisual de Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído