Los profestas de los verde proponen abaratar las carnes menos contaminantes

La última idea contra el cambio climático y la mala salud: un impuesto a los chuletones de carne roja

La última idea contra el cambio climático y la mala salud: un impuesto a los chuletones de carne roja
Carne, filete, proteina, alimento y dieta. EP

Una idea revolucionaria para frenar el cambio climático ha saltado de las aulas al debate público: en vez de atacar sólo por el lado del consumo energético, vayamos también a por el responsable de emitir un tercio del total del CO2 -el principal gas de efecto invernadero- y la mayor parte del metano: la ganadería intensiva.

Un estudio realizado por investigadores británicos y publicado en la revista médica BMC Public Health apuesta por gravar con un impuesto las carnes en las que más dióxido de carbono y metano emitimos.

Eso es casi tanto como decir que proponen crear un tributo sobre la carne roja, puesto que es la que más energía requiere por tonelada producida.

Claro que el objetivo principal de los autores no es tanto mejorar la salud del clima, como la de los británicos: con un impuesto del 20% a la carne de vaca y del 25% a las bebidas azucaradas (equivalente a cobrar 40 dólares por tonelada métrica de CO2) permiritía reducir las emisiones en 16,5 megatoneladas (millones de toneladas), pero sobre todo salvaría 2.000 vidas, sólo en Reino Unido.

La propuesta anima a las autoridades a rebajar, al mismo tiempo, el coste de los alimentos comparativamente menos contaminantes: pollo y cerdo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído