Listas PD

Los 5 motivos por los que se nos despierta el hambre y comemos más de lo que necesitamos

Los 5 motivos por los que se nos despierta el hambre y comemos más de lo que necesitamos
Comida basura, dieta, kilos, alimentos sanos, nutrición y belleza. PD

Mucha gente con sobrepeso no entiende en ocasiones el porqué de sus kilos de más. Casi siempre es porque algo se está realizando de manera incorrecta, ya sea por la cantidad o porque come de forma descontrolada. Posiblemente durante las principales comidas del día se controle, pero durante el resto del día puede que no actúe de la mejor manera. En este artículo te mostramos 5 motivos que provocan que tengamos tanta hambre.

1-Dormir mal por la noche

Aspectos en los que no reparamos como puede ser el sueño, también influye en nuestras ganas de comer. Un mal descanso nocturno nos puede llevar a contar con un mayor apetito durante la jornada. Lo adecuado sería dormir al menos siete horas diarias para que el organismo no nos reclame más alimentos.

Con el déficit de sueño las hormonas que se ocupan de regular el hambre se acaban descontrolando. Se produce un desajuste de los biorritmos, de ahí que sea preciso seguir un control en las horas de descanso.

2-Darle mucho protagonismo a los carbohidratos simples

Suele ocurrir con bastante frecuencia que para acabar con el hambre nos refugiemos en los hidratos de carbono simples, que son aquellos fabricados a partir de azúcares o harinas refinadas. Puede parecer que nos sacie en un primer momento, pero con el paso de los minutos se notará todo lo contrario. Y esto es así porque el cuerpo lo asimila demasiado rápido.

3-Evitar algunas comidas

El hecho de saltarse algunas comidas también es motivo para tener hambre. Ya sea por falta de tiempo o porque intentemos adelgazar de una manera inadecuada, es posible que alguna vez lo hayas hecho. Lo conveniente sería mantener unos horarios y una alimentación lo más saludable y equilibrada posible. Intenta desayunar, comer y cenar siempre a la misma hora para que tu organismo no sufra tanto.

4-Comer demasiado rápido

Ingiriendo los alimentos más despacio conseguiremos llegar a la siguiente comida con menos apetito. El hecho de comer con celeridad o con ansiedad son algunas de las causas que pueden llegar a conseguir que tengamos más hambre.

En gran parte esto se debe a que el estómago tarda un tiempo en ofrecerle al cerebro las señales de que está lleno, y por lo tanto saciados. En el caso de que mastiquemos con calma, esto se producirá antes.

5-El estrés y la ansiedad

Sentir estrés puede provocar que crezca nuestro apetito. Mientras que algunos pierden el hambre con él, otros lo incrementan. Esto se debe a que el organismo en situación de estrés segrega adrenalina y cortisona, que nos hacen tener más hambre y por lo general acabamos recurriendo a productos ricos en azúcares y grasas, que es lo que el cuerpo más nos reclama para recargar la energía.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído