Hábitos saludables que no lo son tanto

Las 6 cosas que haces mal creyendo que son sanas

Las modas y tendencias pueden perjudicar tu salud

La dieta sin gluten

Evitar el gluten se ha convertido en una moda sin ningún fundamento. Comer sin gluten no es más sano ni adelgaza ni previene ninguna enfermedad. Solo para las personas que sufren de enfermedad celíaca, aproximadamente un 1% de la población, el gluten es perjudicial y debe evitarse.

Huevo sin yema

La yema de huevo contiene colesterol, por lo que mucha gente las evita y consume solamente las claras. Sin embargo, los estudios demuestran que el colesterol consumido con la alimentación casi no tiene efecto sobre el colesterol en sangre. En cambio, la yema contiene otras proteínas y vitaminas necesarias para el organismo, según recoge Excite hoy 1 de enero de 2017.

Zumos, licuados, smoothies

Los zumos, licuados y batidos, no solo de frutas sino también de hortalizas y vegetales variados se han presentado como lo máximo en alimentación saludable. Sin embargo, estas preparaciones tienen la desventaja de eliminar la necesaria fibra y, en cambio, retener todos los azucares.

El microondas

Los rumores dicen que los microondas eliminan los nutrientes de la comida. Es mentira. Algunas vitaminas se destruyen por el calor, pero ocurre por igual si calentamos el alimento en el microondas o por cualquier método tradicional. De hecho, como los tiempos de cocción en el microondas son mucho más cortos, los nutrientes se mantienen mejor.

Preparados multivitaminas

Las vitaminas son esenciales para la vida y para evitar una serie de enfermedades como el escorbuto o el raquitismo. Por eso muchas personas toman suplementos vitamínicos. Sin embargo, esto es totalmente innecesario (salvo en casos determinados) pues una alimentación variada ya aporta todas las vitaminas necesarias.

Las dietas detox

Las toxinas son sustancias nocivas segregadas por seres vivos, como el veneno de víboras o de setas. Durante el proceso de digestión se producen algunas que son eliminadas por las heces, al tiempo que riñones e hígado hacen lo mismo con las que puedan circular por la sangre. Si el nivel de toxinas es tan alto que el cuerpo no puede eliminarlas, a donde hay que acudir es a Urgencias.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído