RECOMENDACIONES DE LA WEB CUÍDATE PLUS

Los 8 alimentos que te suben el colesterol

Los 8 alimentos que te suben el colesterol
Colesterol. PD

El colesterol es una sustancia que está presente en nuestro organismo, forma parte de las membranas celulares y es necesario para la síntesis de algunas hormonas, de la bilis y del tejido nervioso.

Sin embargo, cuando los niveles de colesterol en la sangre son elevados puede aparecer la hipercolesterolemia, factor de riesgo de otras enfermedades cardiovasculares.

Tanto si lo tienes alto, como si no quieres tenerlo, no está de más que modifiques un poco tu dieta, reduciendo, como nos aconseja la web Cuídate Plus, el consumo de:

Lácteos enteros

Caja señala que aunque la leche es rica en grasas saturadas, las cuales juegan un papel esencial en la subida del colesterol, los lácteos no intervienen tanto en la subida como otros alimentos, aunque sí conviene sustituir los productos enteros por lácteos semidesnatados o desnatados enriquecidos con vitaminas liposolubles.

Algunos ejemplos de lácteos enteros son la leche entera, la nata, la mantequilla y la margarina.

Quesos

Existe mucha diferencia a nivel de composición nutricional entre unos quesos y otros y Caja añade que dependiendo de la leche de procedencia y el tipo, el queso puede tener más o menos colesterol.

De manera general, los que más grasas saturadas y colesterol tienen son los que han sido sometidos a un mayor proceso de curación y los de untar, como por ejemplo el gouda, el emmental, el queso de cabra curado, el parmesano y el brie.

Por el contrario, los de oveja o cabra prácticamente no tienen colesterol.

Carnes rojas

Las carnes rojas (ternera, buey, cordero), son ricas en colesterol y grasas saturadas. Los especialistas del IMEO recomiendan que, además de no abusar de su consumo, es conveniente elegir cortes magros y eliminar toda la grasa visible posible.

Fiambres y embutidos

Estos productos, además de tener un exceso de sal, tienen elevadas proporciones de grasas saturadas y colesterol por lo que no resultan óptimos si lo que queremos es reducir los mismos.

Casquería y vísceras

La casquería y las vísceras aportan vitaminas A, D, y B12 y minerales como el cobre y el potasio.

Hay que consumirlas con mucha moderación ya que su contenido en colesterol y grasas saturadas es muy elevado.

Azúcar, productos azucarados, bollería industrial y productos ultraprocesados

A menudo, los productos con altas concentraciones en azúcar lo son también en grasas saturadas y trans.

Además, cuando hay abundante azúcar en el torrente sanguíneo, el efecto del colesterol LDL (conocido como colesterol malo) es más agresivo.

Respecto a la bollería industrial, el IMEO especifica que tiene mucha azúcar, harinas refinadas y grasas saturadas y es muy rica en grasas hidrogenadas o trans, cuyo efecto sobre el aumento del colesterol es más importante si cabe.

Por último, los productos ultraprocesados comparten todo lo descrito en este apartado y además tienen un sabor tremendamente adictivo que nos hace comerlos de manera compulsiva y favorecen el aumento del colesterol.

Huevos

Los huevos han sido un producto que tradicionalmente se ha prohibido, pero esto está en discusión.

La yema contiene un alto porcentaje de colesterol, mientras que la clara está exenta y, por tanto, se ha recomendado la eliminación de la yema en la dieta de los individuos con el colesterol elevado.

Sin embargo, en un estudio realizado en mujeres en Francia se observó que el consumo de huevo no se vincual al incremento del colesterol y a las enfermedades que puedan ir asociadas.

Otro estudio en población sueca determinó que no existe asociación entre diferentes enfermedades cardiovasculares y el consumo de un huevo diario; sin embargo, los investigadores observaron que los hombres que consumen más de un huevo diario pueden estar en riesgo, lo que no se observa en mujeres.

Mariscos

Al igual que el huevo, el marisco es un caso diferente a los anteriores.

Es cierto que algunos como las cigalas, las gambas o los langostinos tienen elevadas cantidades de colesterol en su composición. Sin embargo, su consumo moderado no tiene motivos para ser perjudicial a nivel cardiovascular. Esto se debe a que también son ricos en ácidos grasos omega 3 con función cardioprotectora.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído