Alimentación y salud

Estos alimentos dañan seriamente la salud: la tuya y la del planeta

Millones de toneladas de fertilizantes, hormonas y antibióticos, y un ingente consumo de agua y energía, provocan daños al planeta y a nuestra salud

Estos alimentos dañan seriamente la salud: la tuya y la del planeta
Carne Pixabay/ Imagen ilustrativa

Ningún alimento tiene por qué ser malo per se. Son los métodos de cultivo y crianza, amparados en un mercado donde resulta más barato importar alimentos desde miles de kilómetros que producirlos aquí, los que convierten en «villanos ambientales» a algunos ingredientes de nuestra dieta.

Millones de toneladas de fertilizantes, pesticidas, hormonas y antibióticos, además del consumo de ingentes cantidades de agua, energía y suelo fértil, provocan no solo daños a la salud del planeta, sino también a la nuestra, según recoge Javier Rico en ElHuffPost.

Greenpeace organiza los próximos días 2 y 3 de diciembre en veinte ciudades españolas las jornadas HAZ, donde se conocerán y cocinarán alimentos ecológicamente sostenibles y se darán claves para preparar un menú navideño diferente y respetuoso con el medio ambiente.

Dentro de esta campaña de la ONG recuerdan que la unión de agricultura, ganadería, silvicultura (cultivo de montes/bosques) y pesca es el cuarto emisor de gases de efecto invernadero en nuestro país y que solo las dos primeras emplean el 84,3% del agua dulce en España. Por todo esto, conviene conocer de cerca cuáles son los alimentos que peor le sientan al planeta.


1. LOS QUE SE DESECHAN

Ya hemos hablado por aquí en más de una ocasión del tercio de alimentos (datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) que se desechan anualmente en todo el mundo y de cómo recuperarlos. El último libro del divulgador ambiental y ecologista Paul Hawken (Drawdown: The most comprehensive plan ever proposed to reverse global warming) pone en la cúspide de la lucha cotidiana contra el cambio climático la reducción de ese desperdicio. Atención al dato: si el desecho de alimentos fuera un país, sería la tercera potencia en emisiones de gases de efecto invernadero, solo superado por China y Estados Unidos.


2. LOS SOBREENVASADOS

Siempre es mejor la opción de compra a granel que cualquier alimento recubierto con varias capas de plástico, papel o envases complejos. Para ello se puede echar mano de nuestro artículo sobre la reducción de nuestra dieta de plástico o bien apostar por el pequeño comercio de barrio donde aún es posible comprar sueltas las magdalenas, las lentejas, los tomates, las aceitunas y ahora que vienen las navidades, los mazapanes, polvorones y bombones.


3. LOS QUE TIENEN MUCHA CARNE

La carne, en especial la de vacuno y cordero, aparece en primer lugar en todas las listas de mayores consumos de agua y suelo, y emisiones de gases de efecto invernadero. El libro de Paul Hawken recuerda que acapara incluso el 70% de la tierra agrícola mundial, destinada a la alimentación del ganado.


4. LOS QUE VIENEN DE MUY LEJOS

Aquí entrarían algunos que comenzarán a ser las estrellas de expositores y cocinas durante los próximos días: langostinos de Ecuador, que además esquilman bosques de manglares; uvas de Chile, Perú y la India; piñas del trópico americano; y hasta frutas desecadas envasadas en España pero procedentes de Filipinas y Tailandia.


5. LOS QUE DESTRUYEN SELVAS

Entre estos están también algunos que recorren miles de kilómetros, como el aceite de palma (desde Malasia e Indonesia), que acaba en infinidad de alimentos procesados, especialmente de bollería industrial; y la soja (desde Sudamérica y en gran medida transgénica), utilizada principalmente para la fabricación de piensos animales pero también para surtir la creciente demanda en alimentación humana.

6. LOS QUE ESQUILMAN MARES

Para este epígrafe, nada como las conclusiones del último informe de la FAO El estado mundial de la pesca y la acuicultura para hacer una aproximación: el 31% de las poblaciones de peces marinos de todo el mundo de importancia comercial están sobreexplotadas; el 58,1 se consideran plenamente explotadas y solo el 10,5 aparecen como poco explotadas.


7. LOS MÁS EMISORES

Como ya se hablado de la carne y los productos que viajan miles de kilómetros hasta llegar a la mesa como los que mayores huellas de carbono dejan, recurrimos al «recetario comprometido con el clima» que editó el pasado año la Fundación Ecología y Desarrollo (Ecodes), para tomar apuntes.

8. LOS MAYORES DEVORADORES DE AGUA

Recurrimos de nuevo a la FAO para sacar los colores a la carne, sobre todo a la roja, en cuestión de consumo de agua. Según este organismo se precisan 7.000 litros de este recurso cada vez más escaso para producir un filete. Una hamburguesa consume 2.500 litros. En el polo opuesto se encontrarían los trece litros destinados a producir un tomate.

Fuente original: ElHuffPost/Leer más

VÍDEO DESTACADO: Mujer murió por superbacteria resistente a todas las medicinas de EE.UU.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído