Salud y dieta

¿Sabes por qué la mayoría de los adultos europeos podemos beber leche y los chinos no?

Hace miles de años, todo el mundo era intolerante a la lactosa, pero algo cambió en la última glaciación

¿Sabes por qué la mayoría de los adultos europeos podemos beber leche y los chinos no?
Leche YT

La distribución en Europa tampoco es homogénea, ya que la tolerancia disminuye a medida que descendemos desde los países escandinavos hacia el área mediterránea. En Noruega, por ejemplo, la cifra de tolerantes está en torno al noventa y cinco por ciento mientras que en Italia decae hasta la mitad, según ABC.

Según datos de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia la intolerancia a la lactosa en nuestro país tiene una prevalencia que oscila entre un treinta y un cincuenta por ciento de la población.

Cuando nuestros antepasados terminaban el periodo de la infancia, se producía un “apagón genético”, los genes que contralaban la producción de la lactasa (la enzima encargada de metabolizar y digerir la lactosa de la leche) se inhibía y, con ella, la producción de la enzima. Un cambio fisiológico que se repetía en prácticamente todos los mamíferos adultos.

Si el adulto hubiese intentado tomar leche habría tenido problemas digestivos, tales como flatulencia o diarrea. Esta sintomatología es lo que actualmente se conoce como intolerancia a la lactosa. ¿Por qué los adultos no podían tomar leche? Era una protección evolutiva, esto permitía que la madre se pudiera quedar nuevamente embarazada más fácilmente, y alimentar a sus retoños.

Todo cambió con la última glaciación. La dura climatología provocó una reducción significativa de la caza y, con ella, de las proteínas, siendo preciso buscar otras alternativas gastronómicas. El desarrollo del Neolítico en Oriente Medio condujo que los seres humanos se asentaran en pequeños poblados y se iniciasen la agricultura y la ganadería.

VÍDEO DESTACADO: Trump ordena preparar nuevos aranceles sobre productos chinos por 200.000 millones de dólares

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído