Trucos y consejos

Otras cosas que puedes hacer con el café además de beberlo

Otras cosas que puedes hacer con el café además de beberlo
Café para las manos RS

Es sorprendente todo lo que el café puede hacer por nosotros. No le descubrimos nada a nadie si decimos que el café es la bebida favorita de millones de personas en todo el mundo. Ya sea solo, con leche, con crema, frío o caliente… Hay tantas formas de tomarlo que es imposible quedarse con una sola.

Además de tomar una deliciosa taza, hay muchas otras formas de aprovechar las múltiples cualidades del café… y, por supuesto, no todas están relacionadas con la cocina, según sq.

En el portal Genial.guru han hecho una lista de usos que se le puede dar al café y la compartimos contigo.


1. Perfume para manos.

¿A qué no le gusta al aroma del café? Aunque no seamos unos entusiastas del café, a casi todos nos encanta el olor de las tiendas de café. Un aroma que hace que nos den ganas de entrar, y que inmediatamente nos sintamos mejor.

Entonces, ¿por qué no usar el café como perfume para manos? Después de cocinar con cebolla, ajo, y otros elementos que nos dejan un olor fuerte incluso después de lavarnos, podemos tomar un poco de café ya utilizado, y restregarlo por nuestras manos. Después lo enjuagamos… ¡y listo! Adios al mal olor.


2. Mascarilla para el rostro.

Pero además de ser exquisito y oler muy bien, tiene propiedades que benefician nuestra piel: el café ayuda a eliminar células muertas, es antiarrugas y contiene antioxidantes. Por todos estos motivos, es buena idea reutilizar los restos de café… en nuestro rostro. Podemos utilizar el café sin más, o crear mascarillas.

Por ejemplo, esta:

Agrega a los posos de café una cucharadita de bicarbonato de sodio.
Mezcla ambos elementos.
Coloca la mezcla en el rostro.
Deja la mascarilla durante 20 minutos y después limpia tu rostro con agua, y aplica crema humectante. ¡Notarás el cambio!

Con esta mascarilla, aprovecharás también las cualidades del bicarbonato, el cual limpia la piel y elimina la grasa.

3. Neutralizador de malos olores en el refrigerador

A todos nos ha ocurrido alguna vez: la comida se acumula durante un par de días, y se trata de esos alimentos que dejan olor fuerte -como pescado o recetas muy condimentadas-. El hecho de abrir nuestro congelador se convierte en algo desagradable para el olfato, ¿como podríamos solucionarlo?

Pues, de la misma manera que el café puede quitar el mal olor de nuestras manos, también puede hacerlo con el mal olor del congelador: coloca las sobras del café en un bote y déjalo dentro de la heladera. El café absorberá los olores fuertes, ¡y problema solucionado!


4. Reductor de celulitis.

Casi todas las cremas comerciales para los tratamientos contra la celulitis tienen un ingrediente en común: la cafeína. Sin embargo, esas cremas son muy costosas… así que, ¿por qué no aprovechar el cafe que tenemos en casa?

Puedes crear tu propio tratamiento anti celulitis mezclando los restos del café con aceite de coco. Después frotas esa mezcla durante unos minutos por la parte de tu piel que quieras tratar, enjuagas, ¡y listo!

Sin duda, el tratamiento más barato posible, ya que además reutilizas el café.

5. Antipulgas.

No solo tú te puedes beneficiar de los restos del café, sino que tu perro también. Debido a su fuerte olor, el café puede usarse como tratamiento casero para repeler a las pulgas y mantener a tu perro libre de estas indeseables.

Después de bañar a tu perro, frótalo con los restos del café. Una acción que traerá un beneficio extra: evitará que tu perro huela a perro mojado. ¡Tendrás un perro que huele a café!


6. Brillo para el cabello

Además de ser bueno para los tratamientos anti celulitis, el café es bueno-y por muchos motivos-para el cuidado del cabello.

Y es que no solo le proporciona brillo, sino que la cafeína es buena para luchar contra la caída, estimulando el crecimiento y dejándolo suave y nutrido. ¡Casi nada!

Para aprovechar los beneficios del café, haz lo siguiente:

Prepara un café bien fuerte-suficiente para que cubra todo tu cabello.
Déjalo enfriar y luego aplícalo en tu cabeza y tu cabello, masajeando.
Déjalo reposar durante unos 20 minutos y después, enjuágalo.
Puedes hacer este tratamiento casero una vez a la semana.


7. Jardinería.

Esto no os lo esperabas, ¿verdad? El caso es que el café tiene propiedades que enriquecen y ayudan a nitrogenar la tierra. Por estos motivos, se puede usar para hacer compostaje… aunque hay que hacer una advertencia: el café no puede superar el 20% del compostaje total, ya que resultaría muy fuerte y los efectos serían negativos.

Mientras te mantengas por debajo de ese porcentaje, puedes mezclar el café con la composta y así fortalecer la tierra para tu huerto o tus plantas.


8. Ahuyentar gatos.

Si tienes patio, terraza o jardín, es probable que alguna vez hayas recibido la visita de algunos mininos callejeros. Vae, son animales encantadores, pero la realidad es que orinan en tus plantas o en tus rincones favoritos.

El café es una opción para ahuyentarlos sin lastimarlos, porque el olor fuerte del café les resulta desagradable y los ahuyentará. Basta con esparcir una mezcla de café y cáscaras de cítricos por los lugares debidos, y los gatos irán de visita a un jardín que no sea el tuyo.


9. Exfoliante.

Ya mencionamos que, debido a sus propiedades, el café es utilizado en los tratamientos para la celulitis. Pero por esas mismas propiedades, el café es un gran exfoliante natural, ya que ayuda a remover las células muertas de tu piel.

Puedes preparar tu tratamiento exfoliante personalizado: mezcla café molido -usado o nuevo- con unas gotas de aceite de oliva, y frota con esa mezcla las partes de tu cuerpo que quieres exfoliar. Déjalo reposar unos 15 minutos y luego enjuaga.

10. Aromatiza el ambiente.

Si los aromas de los desodorantes ambientales no te convencen, o no quieres llenar tu casa de químicos, una buena opción es utilizar el café como perfume natural. Si funciona con tu heladera, también funcionará con tu sala de estar.

En una media de nylon que ya no uses coloca un poco de café usado y y seco, y déjalo en la sala que desees perfumar. Una idea que también es válida también para tu auto, o para un cajón.

¡Y adiós a los desodorantes químicos!

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído