Salud y dieta

Así es el fácil cambio en tu alimentación que te hará perder peso

Un hábito saludable fácil de mantener a largo plazo

Así es el fácil cambio en tu alimentación que te hará perder peso
Dieta, comida, alimentos, salud y belleza. EP

Aumentar el consumo de fibra nos puede resultar un gran aliado para perder peso

En estas fechas nos preocupamos por el peso, pero durante el año nos dejamos dromir un poco, hasta que llega el verano. Todavía quedan celebraciones navideñas de por medio, pero teniendo en cuenta todo lo que estamos comiendo de más estos días, seguro que muchos ya están pensando en qué hacer a partir del día 7 de enero para rebajar ese kilo o kilos de más acumulados durante las fiestas, según La Vanguardia.

Uno de los pequeños cambios en la alimentación que nos puede resultar un gran aliado es aumentar el consumo de fibra. Lo confirmó, entre otras investigaciones, un estudio del National Herrt, Lung and Blood Institute de Maryland, publicado en el Annals of Internal Medicine. 240 adultos obesos participaron en el trabajo, en el que fueron divididos en dos grupos: un de ellos siguió un programa con la dieta de la Asociación Americana del Corazón (AHA), y el otro una dieta con un aumento de la ingesta de fibra.

Según los resultados obtenidos, es más difícil mantener de forma sostenida en el tiempo la dieta de la AHA, mientra que la rica en fibra supone pequeños cambios más sencillos de interiorizar y se puede seguir a largo plazo sin problemas.

La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria aconseja consumir unos 25 gramos diarios de fibra para una persona adulta con un peso medio, mientras que la OMS eleva esa cifra hasta los 40 gramos. En España, según datos de la Fundación Española de la Nutrición, tan sólo consumimos unos 12, 5 gramos de fibra al día.

«La gente cree que la fibra ‘arrastra’, y no es cierto. En realidad, la fibra lo que hace es ‘alimentar'», explicaba a Comer la nutricionista Paloma Quintana, de la clínica Aleris, en Valencia, licenciada en Tecnología de los Alimentos, quien afirma que la mayoría de sus pacientes mantienen, sin darse cuenta, dietas muy bajas en fibra. «La fibra no es una sustancia concreta que sirve para limpiar los intestinos de impurezas, sino en realidad todo lo contrario. Para explicarlo de forma simple, se puede decir que la fibra es el alimento de nuestra flora intestinal, y sirve para cuidar todos aquellos microorganismos intestinales que garantizan el éxito de la función digestiva», apunta.

Para introducir fibra en la dieta, esta nutricionista recomienda hacerlo a través de los alimentos,especialmente aquellos que son ricos en fibra soluble como frutas, verduras y legumbres. «Un problema de los alimentos enriquecidos, algo que ocurre con muchos cereales de desayuno, es que suelen contener gran cantidad de azúcares y grasas saturadas», explica Quintana.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído