SALUD Y VIDA

¿Sabes por qué España es el país más saludable del mundo?

Nuestra dieta mediterránea, una atención sanitaria pública de calidad y la lucha contra el tabaco nos sitúa a la cabeza del índice Bloomberg

¿Sabes por qué España es el país más saludable del mundo?
Comer YT

Los españoles sabemos que vivimos en un lugar privelgiado en cuanto al clima, pero también en cuanto a nuestra alimentación. (Gazpacho andaluz sin pan, paso a paso)

Deje de buscar el elixir de la eterna juventud en algún paraíso remoto. Está en España y se llama gazpacho (Nuestra esperanza de vida sólo depende un 7% de la herencia genética de nuestros padres).

Este plato podría resumir todas las bondades de nuestra dieta mediterránea, la que nos ha alzado, junto a una atención sanitaria pública de calidad, al número 1 del índice Bloomberg de países más saludables del mundo, un estudio que analiza los diferentes factores que influyen en la calidad de vida de los ciudadanos en 169 naciones, según recoge Cristina Garrido en ABC.

Con una puntuación global de 92,8 sobre 100, nuestro país adelanta seis posiciones con respecto a la última edición, de 2017, y supera a Italia, hasta ahora en primer puesto, que pasa a segunda posición (Los cinco hábitos saludables que aumentarán tu esperanza de vida diez años o más).

En el top 10 también se sitúan Islandia, Japón, Suiza, Suecia, Australia, Singapur, Noruega e Israel. (Gazpacho de cerezas muy fácil)

Bloomberg destaca que la atención primaria en nuestro país «es básicamente brindada por proveedores públicos, médicos de familia especializados y personal de enfermería, que ofrecen servicios preventivos a niños, mujeres y ancianos, y atención a pacientes agudos y crónicos», según datos del Observatorio Europeo de Sistemas y Políticas Sanitarias.

Los responsables del ranking también apuntan a nuestro estilo de vida mediterráneo, con su dieta por bandera, como clave de los altos niveles de salud que se disfrutan en España e Italia.

«La dieta mediterránea no es ningún mito. Ha demostrado de modo más que convincente una reducción del 30% de las enfermedades que más matan, que son las cardiovasculares, pero lamentablemente nos estamos alejando de ella, sobre todo entre los más jóvenes», advierte el doctor Miguel Ángel Martínez, catedrático de Salud Pública de la Universidad de Navarra y coautor del estudio Predimed, el mayor sobre dieta mediterránea realizado hasta la fecha, que concluyó que, suplementada con aceite de oliva vigen extra o nueces, es más efectiva en la prevención de enfermedades cardiovasculares graves que una alimentación baja en grasas.

Además de nuestra dieta y del sistema de salud, desde la Sociedad Española de Salud Pública (Sespas) apuntan a que también las leyes de prevención de tabaquismo o las medidas para reducir la morbimortalidad relacionada con el tráfico rodado «han jugado y jugarán un papel muy relevante».

«Un buen sistema de salud es imprescindible pero no suficiente. Los condicionantes sociales y sus consecuencias en términos de conductas relacionadas con la salud son la causa fundamental de las diferencias entre países con altos recursos», señala Ildefonso Hernández, portavoz de Sespas.

Con 83 años de esperanza de vida, los habitantes de nuestro país cuentan con la longevidad más alta de la Unión Europea, solo superada a nivel mundial por Japón y Suiza, según datos de la OCDE.

Y las previsiones son halagüeñas porque, de seguir así, en 2040 está previsto que España se adelante y llegue hasta el primer puesto del top de países en los que se vive más, con una esperanza de vida de casi 86 años, seguido de Japón, Singapur y Suiza, de acuerdo con un estudio del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHME) de la Universidad de Washington (EE.UU.), publicado en la revista « The Lancet».

Si queremos mantener el liderazgo mundial de una vida larga y saludable, el doctor Miguel Ángel Martínez lo tiene claro: tenemos que «dejar el tabaco y ser más frugales».

Desde Sespas también ven necesario «garantizar el buen funcionamiento del Sistema Nacional de Salud, particularmente de la atención primaria, en la que no se han revertido completamente los recortes, precisamente cuando es el área sobre la que debe pivotar el Sistema»

Ildefonso Hernández apunta a la importancia de políticas sociales, como por ejemplo «las dirigidas a la reducción de desigualdades, a disponer de un trabajo decente o a la igualdad de género».

«El uso de la ley para proteger la salud será una cuestión clave en los próximos decenios. Riesgos serios como el juego, el tabaco, el abuso del alcohol, los alimentos ultra procesados, insostenibles e insalubres, requieren una política integral de la que el uso de la ley es parte nuclear».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído