Quesos blandos, fiambres, brotes..

Listeriosis: alimentos con los que tienes que tener cuidado aparte de la carne mechada

Listeriosis: alimentos con los que tienes que tener cuidado aparte de la carne mechada
Un melón. PD

Lo obligado es decir, al estilo del político tradicional, que no cunda el pánico, pero seríamos irresponsable si no alertaramosd al personal.

Porque el asunto no es para tomárselo a broma: Más de 130 afectados, varios abortos y hasta una muerte.

La listeria es la responsable de esta enfermedad, que contamina alimentos crudos y que, al consumirse, provoca síntomas como fiebre, dolores de cabeza o diarrea, que en principio no revisten gravedad aunque sí pueden ser más agresivos en personas más vulnerables, como ancianos, bebés o mujeres embarazadas.

En este caso se trata de una carne mechada contaminada —aunque los alimentos que se han ordenado retirar no son solo de este tipo, sino todos los productos cárnicos comercializados por Magrudis, propietaria de ‘La Mechá’, donde se inició el brote. —, pero no es lo único con lo que hay tener cierto cuidado.

Productos señalados como peligrosos por Sanidad de la marca ‘La Mechá’.

La bacteria listeria no solo se encuentra en este producto, sino que hay otros muchos que los grupos de riesgo -embarazadas, niños, ancianos y personas con el sistema inmune deprimido- deben evitar.

Entre los alimentos a los que debemos prestar especial atención en este sentido se encuentran los embutidos, fiambres y otras carnes que se consumen refrigeradas pero sin cocinar.

Asimismo, son alimentos de riesgo la leche cruda y los quesos blandos o fabricados con leche no pasteurizada: estos tienen entre un 50 y un 160% más riesgo de contener listeria.

Conviene asimismo evitar los brotes crudos, como los de alfalfa que a menudo decoran sándwiches y ensaladas.

Brotes crudos.

Ojo también con el melón y las frutas que nos venden ya cortadas y refrigeradas. En el caso del melón, lo mejor es consumirlo recién cortado y refrigerar el resto de inmediato. Si pasan siete días sin consumirlo, aunque haya estado en la nevera es preferible deshecharlo. Lo mismo ocurre si lleva más de cuatro horas a temperatura ambiente.

Los grupos de riesgo también deben evitar los patés y sobrasadas que vienen refrigerados, así como los carpaccios y el salmón ahumado, que tampoco se consumen después de cocinarlos, por lo que entrañan riesgo.

Carne.

Malas prácticas que debes evitar en la cocina
Sin embargo, aunque evitemos estos alimentos también podemos intoxicarnos si cometemos malas prácticas en la cocina: en este sentido, Luis Alberto Zamora recuerda la necesidad de lavarse las manos antes y después de manipular alimentos, así como de lavar las superficies y utensilios.

Además, la listeria es una bacteria que resiste bien al frío, pero no así al calor, por lo que es importante cocinar completamente la comida (calentarla a más 70 grados) y desinfectar los alimentos crudos.

Es importante también separar los alimentos limpios de los que están sucios y los cocinados de los crudos.

Asimismo, refrigerar a menos de cuatro grados y respetar las fechas de caducidad son consejos que debemos seguir para prevenir un contagio.

Autor

Francisco Lorenson

Polifacético y innovador reportero, lleva años trabajando en el sector y aprendiendo de algunas de las personas más inteligentes del negocio.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído