Los efectos de comer sin saberlo una gran cantidad de picante fueron similares a los de un ataque cardíaco

Error fatal: Confunde wasabi con guacamole y termina en urgencias con el ‘corazón roto’

Error fatal: Confunde wasabi con guacamole y termina en urgencias con el 'corazón roto'

Médicos israelíes han registrado el primer caso del llamado ‘síndrome del corazón roto’ como consecuencia de haber comido inesperadamente algo picante. Lo sufrió una mujer que en una boda a la que había sido invitada se tragó una gran cantidad de wasabi creyendo que era guacamole, según recoge rt y comparte Paula Dumas para Periodista Digital.

La paciente, de 60 años, nunca había sufrido dolores en el pecho ni ninguna otra patología cardíaca, pero al comer una cucharada de lo que creía que era la inofensiva salsa de aguacate, notó un fuerte picor en la boca seguido de un dolor en el pecho que se extendía por los brazos, según un reporte médico que recoge el sitio web IFL Science.

Aunque esa desagradable sensación duró horas, la mujer prefirió quedarse en la boda y solo acudió a urgencias a la mañana siguiente, cuando sintió «molestias y debilidad». Los médicos descartaron una insuficiencia cardíaca, pero un cardiograma evidenció una anomalía en el ventrículo izquierdo de su corazón.

«La miocardiopatía de Takotsubo, también conocida como ‘síndrome del corazón roto’, es una disfunción ventricular del lado izquierdo que generalmente ocurre en mujeres mayores después de un estrés emocional o físico intenso y repentino», explican los autores del reporte.

Así ‘se rompe’ el corazón
En 2017 una mujer de Texas de 61 años fue diagnosticada con esta condición después de que muriera su perro. Otro antecedente conocido fue provocado por una reacción alérgica grave, pero no se conocen casos en los que este síndrome estuviera relacionado con la comida o la ingesta de una sustancia no alergénica.

La dolencia se desarrolla de forma repentina y afecta la capacidad del corazón de bombear sangre de manera eficiente, causando síntomas similares a los de un ataque cardíaco. En muchos casos es una respuesta a sufrimientos emotivos, de ahí su nombre popular de ‘corazón roto’. Sin embargo, los médicos califican la enfermedad de «bastante benigna», aunque puede dejar complicaciones como edema pulmonar y arritmias.

Afortunadamente, la mujer que se comió la cucharada de wasabi no experimentó esos efectos y se recuperó en un mes mediante un tratamiento con inhibidores de la cardiopatía y betabloqueantes. Actualmente ya ha recibido el alta hospitalaria.

 

Autor

Paula Dumas

Informar y entretener; periodismo del siglo XXI, actualidad y redes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído