Anamaste

Cómo evitar que las calorías líquidas te impidan mantener la línea

Cómo evitar que las calorías líquidas te impidan mantener la línea
Beber zumo YT

La definición más exacta de la caloría es la cantidad de calor (que es una forma de energía) necesaria para producir un incremento de temperatura de 1 °C en una muestra de agua con una masa de 1 g desde 14,5 ºC hasta 15,5 ºC; también se le llama «caloría-gramo» y «caloría pequeña». Una variante empleada en el estudio de la nutrición era substituir la cantidad de agua referida por 1 kg; esta era la primera fuente de ambigüedad, pero fue perfeccionada cambiando esta caloría grande, por la kilocaloría en los etiquetados. A las variantes basadas en el kilogramo se les llama «caloría-kilogramo», «kilocaloría», «caloría grande» o «Caloría» (símbolo: Cal; nótese la «C» mayúscula), pero no siempre se sigue esta práctica. La segunda fuente de ambigüedad era que la capacidad térmica específica del agua no es constante, sino que depende de la temperatura y la composición isotópica, lo que se arregló fijando la temperatura a que se había de medir, según wp.

Mucha gente subestima las calorías líquidas. Los refrescos, zumos de fruta, bebidas energéticas y alcohólicas están llenas de calorías. ¿Sabes cuántas calorías bebes realmente?

Estas bebidas son especialmente altas en calorías:
No alcohólicas:
Refrescos (250 ml) = 105 calorías, 9 terrones de azúcar
Té helado (250 ml) = 70 calorías, 6 terrones de azúcar
Smoothie de frutas (250 ml) = 135 calorías, 10 terrones de azúcar
Zumo de naranja (250 ml) = 115 calorías, 8 terrones de azúcar
Bebida energética (250 ml) = 116 calorías, 9 terrones de azúcar
Bebidas con suero de mantequilla (250 ml) = 160 calorías, 10 terrones de azúcar
Bebida isotónica (250 ml) = 60 calorías, 5 terrones de azúcar
Alcohólicas:
Vino blanco dulce (250 ml) = 250 calorías, 5 terrones de azúcar
Vino tinto (250 ml) = 210 calorías, ½ terrón de azúcar
Cerveza (250 ml) = 100 calorías, 0 terrones de azúcar
Piña colada (250 ml) = 235 calorías, 9 terrones de azúcar
Así que ya ves que hay bebidas que pueden parecer sanas pero están llenas de calorías. Muchos smoothies por ejemplo, consisten principalmente de fruta, lo cual explica por qué su contenido en azúcar (fructosa) es tan alto).

El alcohol tiene 7 calorías por cada gramo (casi tanto como la grasa) y por lo tanto es altamente calórico. Sólo por esta razón, deberías beber alcohol con moderación o evitarlo totalmente. No es casualidad que el alcohol sea un producto de lujo. Sin embargo, con algunos trucos y consejos puedes ahorrar en calorías.

¿Quieres alternativas sanas para tus bebidas?
1. Agua con sabores naturales
Si el agua sola es demasiado aburrida para ti, ponle sabor. Añádele frutos del bosque, jengibre, limón, pepino o hierbas frescas. Cuanto más tiempo estén en el agua, más intenso será el sabor.

2. Té helado casero
¿Por qué comprar té helado cuando es tan fácil hacerlo en casa? Haz una olla de té negro y déjala enfriar. Añádele jugo de limón, unas rodajas de limón y unas hojas de menta y ponlo en la nevera toda la noche. Si te gusta más dulce, puedes añadirle una cucharada de miel o de estevia.

3. Agua de coco
El agua de coco es alta en potasio y es tan útil como cualquier bebida deportiva. Contiene calorías: 100 ml contienen 10 calorías. Pero es más saludable que los refrescos. Está más rica si la sirves fría.

4. Smoothie de frutas
Los batidos de las tiendas suelen contener mucho azúcar. Haz tus propios batidos en casa. Pero recuerda que menos es más. Normalmente sólo necesitarás cuatro o cinco ingredientes. Las verduras (pepino, espinacas, kale o apio) siempre deberían ser la base del batido. Alguna fruta y algún superalimento y ya lo tendrás listo, según rt.

Muy Importante: Consulte siempre a su médico para conocer los detalles concretos de su perfil y si es aconsejable o no para usted.

Este artículo es el resultado de información compilada en la red, de la fuente o fuentes señalas, y que considero interesante compartir con los seguidores de esta sección, por su alto interés divulgativo.

Autor

Ana González

La profesora Ana González es experta en atención temprana por la Universidad Antonio de Nebrija e instructora de Yoga Federada, especialista en yoga infantil. Creadora del método Anamaste Yoga.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Expertos
Ana González

La profesora Ana González es experta en atención temprana por la Universidad Antonio de Nebrija e instructora de Yoga Federada, especialista en yoga infantil. Creadora del método Anamaste Yoga.

Lo más leído