Anamasteyoga

Las 12 claves para combatir los michelines para siempre

Las 12 claves para combatir los michelines para siempre
Dieta YT

Palabras que sanan el alma: «Las raíces de toda bondad se encuentran en el suelo de apreciación» Dalai Lama

La obesidad es una enfermedad crónica de origen multifactorial prevenible que se caracteriza por acumulación excesiva de grasa o hipertrofia general del tejido adiposo en el cuerpo; es decir, cuando la reserva natural de energía de los humanos y otros mamíferos —almacenada en forma de grasa corporal— se incrementa hasta un punto en que pone en riesgo la salud o la vida. El sobrepeso y la obesidad son el quinto factor principal de riesgo de defunción humana en el mundo. Cada año fallecen por lo menos 2,8 millones de personas adultas como consecuencia del sobrepeso o la obesidad, según wp.

12 claves:

1.  Mantén a raya a tu estrés
Porque la tensión hace que el organismo libere más cortisol y con ello engordamos a las células grasas del abdomen, que son las más sensibles a los altibajos emocionales. Además, tú ya sabes que nuestro primer recurso frente a la ansiedad es la nevera, más peligrosa todavía que el cortisol.Pero, ¿cómo hacerlo?.  En el momento en que te sientas agobiada, puedes salir a caminar, hacer algún ejercicio de yoga, practicar 5 minutos de respiraciones profundas o conscientes o tomarte una infusión.  Puede ser de pasiflora, flor de azahar, Valeriana o Melisa.  Te llenará ese vacío en el estómago y te relajará.  Endúlzala con Stevia.  No obstante, te recomendamos la lectura de nuestro artículo “Cuando el estrés se nos apodera”.

2.  Asegúrate de dormir lo justo
Ni más ni menos.  Dormir menos de 5 horas o más de 8 provoca alteraciones de la insulina, y con ello  tu cuerpo suplica glucosa y te pide a gritos dulces o grasas.  Y ya sabes el resultado: más grasa abdominal, más centímetros…Dormir bien es muy importante. Y no se te ocurra levantarte por la noche a picar algo.  Por la noche tu organismo está en “modo ahorro energético” y quema muy pocas calorías.

3.  Desayuna siempre
La primera comida del día tiene un efecto anti-kilos.  Un desayuno completo, te dará la energía que necesitas para ponerte en marcha, activará tu metabolismo y empezarás a quemar antes y más rápidamente y te evitará el caer en la tentación del picoteo.

4.  Cena ligero
Mientras dormimos segregamos hormona del crecimiento, esa que transforma la grasa en músculo.  Pero si comemos demasiado, perdemos ese efecto y acumulamos más grasas. así que mejor cenar ligero

5.  Toma 3 yogures al día
Eso si, yogures desnatados.  Parece ser que el calcio que contienen impide que las células grasas aumenten de tamaño. Eso al menos dicen algunos estudios, que incluir lácteos desnatados en una dieta de adelgazamiento ayuda a perder más de peso, especialmente en la zona del abdomen.

6. Añade algas wakame a sopas y ensaladas
Las algas Wakame tienen un interesante efecto “quemagrasa” debido a la fucoxantina, un pigmento que le da el color marrón que, según un estudio realizado en Japón, aumenta hasta un 10% la reducción de grasa abdominal.

7.  Reduce las harinas blancas y sustitúyelas por integrales
Es de sobras conocido que los carbohiratos refinados (pan, harina, arroz, pasta) tienen un índice glucémico alto, que encanta a la grasa de tu abdomen y contribuye a acumularla más y más..  Sin embargo, los cereales integrales aportan fibra, indispensable para eliminar los residuos. En concreto deberías consumir entre 20 y 35 gr. diarios de fibra.  Come verdura y fruta y los cereales y pastas en su forma integral.  Deberías tomar también 3 raciones de legumbres a la semana.

8.  Solo media caña de cerveza
Las bebidas alcohólicas disparan el peso y la cerveza en concreto tiene un particular empeño en aumentar el diámetro de tu cintura. Elimina el alcohol, pero, si no puedes, toma solo media cañita en lugar de una.

9. Olvídate de Refrescos “light”
Porque tienen una altísima concentración de fructosa y su abuso aumenta el nivel de triglicéridos, una grasa difícil de eliminar y que no beneficia en nada a tus arterias.

10.  Déjate ayudar por un té verde o por chocolate negro
Tomar dos tazas al día de té verde te ayudará a mantener a raya al colesterol y te ayudarán en la pérdida de grasa del abdomen.  Un truco:  Tómalo  cuando te sientas tentada de comerte  una imprudencia

El chocolate negro, además de saludable para tu corazón (pero solo si lo tomas con cierta moderación, claro), te alegra el alma, lo que  te hará más llevadera una dieta.  Descubre los secretos de este delicioso pecado.

11.  Utiliza especias con alto poder quemagrasa
Cúrcuma. Ayuda en la digestión de las grasas.  Cuida con ella si tienes piedras en la vesícula
Contiene capsaicina que ayuda a quemar las grasas. Combina con pescados.
Con efecto termogénico, aumenta el metabolismo basal y quema más aún estando en reposo.

12.  Vamos con el ejercicio.
Monta en bici normal o estática, practica natación o vete a bailar, al menos 3 veces a la semana.  En definitiva, cualquier ejercicio de tipo aeróbico te vendrá bien.  Estas actividades elevan la temperatura corporal lo que provoca una mayor quema de calorías.  Y si, además, lo combinas con abdominales hipopresivos, seguro que reducirás algún centímetro de cintura, según vd.

Muy Importante: Consulte siempre a su médico para conocer los detalles concretos de su perfil y si es aconsejable o no para usted.

Este artículo es el resultado de información compilada en la red, de la fuente o fuentes señalas, y que considero interesante compartir con los seguidores de esta sección, por su alto interés divulgativo.

Autor

Ana González

La profesora Ana González es experta en atención temprana por la Universidad Antonio de Nebrija e instructora de Yoga Federada, especialista en yoga infantil. Creadora del método Anamaste Yoga.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Expertos
Ana González

La profesora Ana González es experta en atención temprana por la Universidad Antonio de Nebrija e instructora de Yoga Federada, especialista en yoga infantil. Creadora del método Anamaste Yoga.

Lo más leído