Anamaste

Evita estos 3 alimentos aparentemente saludables y mejora tu salud

Evita estos 3 alimentos aparentemente saludables y mejora tu salud
Pescado YT

Palabras que sanan el alma:«Es necesario ayudar a otros, no en nuestras oraciones, sino en nuestras vidas diarias»: Dalai Lama

1. Pescado de piscifactoría

El pescado es famoso por la gran cantidad de propiedades que aporta a la salud: normalmente suele contener grasas beneficiosas para el corazón y micronutrientes esenciales, por lo que es un alimento a incluir en una dieta equilibrada. De hecho, la Asociación Americana del Corazón (AHA por sus siglas en inglés) recomienda comer al menos dos porciones de pescado a la semana.

Sin embargo, a pesar de que al pescado salvaje se le atribuyen muchos beneficios para la salud, el pescado de piscifactoría no resulta tan beneficioso y no conviene abusar su consumo. El salmón de pscifactoría, por ejemplo, escondido tras un etiquetado que lo llama “Salmón atlántico”, parece tener una mayor cantidad de sustancias contaminantes y toxinas cancerígenas.Por si eso fuera poco, se ha descubierto que consumir pescado de piscifactoría puede suponer problemas graves de salud como la resistencia a la insulina y la obesidad.

Lo recomendable es optar por pescados más saludables para asegurarte una cantidad adecuada de ácidos grasos omega 3 y micronutrientes: el salmón salvaje de Alaska, la caballa del Atlántico y las sardinas del Pacífico, por ejemplo, son una alternativa nutritiva y deliciosa.

2. Muesli (de bolsa)
Aunque el muesli suele considerarse una opción de desayuno nutritiva y más saludable que otros dulces como la bollería industrial o los cereales cargados de azúcar, tenemos que tener en cuenta que el muesli de las baldas de los supermercados también suele tener una cantidad considerable de azúcar y calorías vacías (¡tanta que debería considerarse más un postre dulce que otra cosa!). Darle al cuerpo tanta azúcar por la mañana puede tener efectos perjudiciales en tu salud, tal y como indican los estudios que analizan la conexión entre una ingesta elevada de azúcar con una alta probabilidad de desarrollar cáncer, diabetes y obesidad.

Como alternativa a los mueslis que tienen más de 8-12 gramos de azúcar por porción, te recomiendo prepararte tu propia mezcla (¡o barritas de granola!) en casa con ingredientes nutritivos como los copos de avena, los frutos secos, las semillas y la fruta seca, por ejemplo. También puedes añadirle a tu yogur otros ingredientes muy beneficiosos para la salud como las semillas de chía y de cáñamo para darles un toque aún más crujiente, en vez de utilizar muesli.

3. Zumos de fruta procesados
Hay mucha gente que se imagina un zumo en la mesa cuando se le pide que piense en un desayuno equilibrado. No obstante, los zumos de fruta son algo que deberíamos reconsiderar cuando escribimos la lista de la compra. Muchos de los smoothies que se venden en los supermercados, por ejemplo, tienen una lista tan larga de ingredientes añadidos que pierden sus beneficios. Por otro lado, los zumos de fruta procesados suelen estar llenísimos de azúcar y carecen de la fibra beneficiosa que tiene la fruta entera. Este último dato es importante porque la fibra ayuda a reducir la absorción de azúcar en la sangre para prevenir las subidas y bajadas del nivel de azúcar en la sangre y reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, diabetes, obesidad e hipertensión, según rt

La fruta entera como las naranjas, las manzanas y las uvas, por ejemplo, son una mejor opción que los dulces zumos de fruta. No solo aportan muchísimas vitaminas y minerales importantes, sino que son ricos en fibra por lo que ayudan a mantener un buen nivel de azúcar en la sangre y a gozar de mejor salud. Como alternativa a los zumos procesados puedes probar a hacerte tus propios zumos naturales en casa.

ACLARACIÓN ASOZUMOS 

En este punto, trasladamos una aclaración desde la Asociación Española de Fabricantes de Zumos (Asozumos):

Queremos aclarar que los zumos de fruta únicamente pueden contener los azúcares de la fruta de la que proceden de forma natural. Así establece en toda Europa la Directiva 2012/12/UE traspuesta a la legislación española por el Real Decreto 781/2013, por la que se prohíbe la adición de azúcares y aditivos a los zumos de frutas. Además, según el sistema NOVA de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Sao Paulo, el zumo de fruta es un alimento mínimamente procesado.

Por otro lado, en base a la evidencia científica actual, el consumo de zumo de fruta aparte de agua, que contribuye a una adecuada hidratación, aporta minerales, vitaminas y una gran de variedad de componentes bioactivos, y especialmente de flavonoides como la hesperidina y narirutina. Gracias a esto y en base a estudios de intervención controlada, el consumo diario de zumo de fruta ayuda a reducir la inflamación, mejora el estado antioxidante, el control de la glucosa y no promueve la grasa corporal.

Para finalizar, el zumo de fruta cuenta con un índice glucémico y una carga glucémica media-baja debido al contenido en fibra alimentaria y de compuestos bioactivos del zumo, como los polifenoles.

Muy Importante: Consulte siempre a su médico para conocer los detalles concretos de su perfil y si es aconsejable o no para usted.

Este artículo es el resultado de información compilada en la red, de la fuente o fuentes señalas, y que considero interesante compartir con los seguidores de esta sección, por su alto interés divulgativo.

 

Autor

Ana González

La profesora Ana González es experta en atención temprana por la Universidad Antonio de Nebrija e instructora de Yoga Federada, especialista en yoga infantil. Creadora del método Anamaste Yoga.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Expertos
Ana González

La profesora Ana González es experta en atención temprana por la Universidad Antonio de Nebrija e instructora de Yoga Federada, especialista en yoga infantil. Creadora del método Anamaste Yoga.

Lo más leído