Dieta y salud

Celebra el ‘Día del Huevo’ con estos sabrosos trucos

Celebra el 'Día del Huevo' con estos sabrosos trucos

Celébralo con alegría….¿Cuánto tiempo hay que hervir un huevo? ¿Cómo evitar las salpicaduras al freirlo? ¿Cuál es la mejor manera de hacer un huevo escalfado? ¿Cómo conseguir que la tortilla de patatas quede tan buena cómo la de tu madre?, según recoge el autor original de este artículo 20minutos y comparte Francisco Lorenson para Periodista Digital.

Para celebrar el Día Mundial del Huevo que tiene lugar el segundo viernes del mes de octubre, hemos recopilado unos cuantos trucos para que en cualquiera de sus versiones podáis cocinar unos huevos perfectos.

Por cierto, ya que los huevos son los protagonistas, mejor comprarlos de calidad. Para eso es importante fijarnos en la numeración de código impreso en la cáscara y escoger los de número 1 (gallinas no enjauladas) o ecológicos (0).

Huevos cocidos
De entrada cocer un huevo no tiene ningún misterio. Calentamos agua , echamos el huevo, lo dejamos unos minutos, lo sacamos, dejamos enfriar, pelamos y listo. Pero si quieres saber cómo hacer para que no se rompan, cómo pelarlos fácilmente, si hay que echar sal al agua y lo más importante saber cuantos minutos exactos tiene que estar hirviendo toma nota de estos consejos.

Huevos escalfados o pochados
Los huevos pochados no son ninguna novedad, pero la moda de las tostadas de aguacate con un huevo escalfado con su yema chorreante sobre el panhan hecho que sean un hit en Instagram.

La receta tradicional es dejar hervir agua en una olla, echar un chorrito de vinagre, dar vueltas con una cuchara y echar el huevo que se pochará con el agua caliente en 3 minutos. Pero además de esta fórmula clásica hay otros métodos que igual nos resultan más sencillos.

El huevo frito perfecto
Todos hemos hecho huevos fritos alguna vez y el resultado no siempre ha sido el esperado. No es nada difícil, pero si tenemos en cuenta estos truquillos notaremos la diferencia.

Aunque parezca evidente, necesitaremos una buena sartén antiadherente.

Si queremos los huevos con puntilla (con los bordes tostaditos) echamos aceite abundante, 0.5 cm aproximadamente, si los preferimos sin puntilla echamos poco aceite para evitar que se forme.

Con puntilla o sin puntilla recomendamos usar siempre aceite de la mejor calidad (aceite de oliva virgen extra). Podemos guardarlo al terminar si previamente lo colamos.

Tenemos que dejar que el aceite se caliente pero sin que llegue a humear.

Si mojamos la espumadera con el aceite de la sartén, el huevo no se pegará a ella al sacarlo.

Si espolvoreamos una pizca de harina sobre el aceite caliente evitaremos que salpique. Este truco, por cierto, sirve para todos los fritos.

En lugar de cascar el huevo directamente sobre la sartén podemos hacerlo en un bol o vaso. De esta forma podremos acercarnos más al aceite y evitaremos que se rompa y que nos salpique.

Echamos una pizca de sal por cada huevo. Mejor en el bol antes de echarlo a la sartén.

Con la espumadera echamos aceite en la parte superior de la clara para que cuaje antes y no queden zonas gelatinosas.

Cuando la clara esté blanca podemos retirar el huevo de la sartén. Si nos gusta la yema más cuajada lo dejamos un minutos más.

Pero si la yema nos gusta prácticamente líquida podemos separarla de la clara antes de echar el huevo en la sartén. Echamos sólo la clara y cuando este cuajada colocamos encima la yema con cuidado, retirando el huevo entero poco después.

Huevos revueltos
Una buena opción para el desayuno ahora que sabemos que los huevos no son el mal y que podemos incluirnos en nuestra dieta diaria.

Hace ya un tiempo el mediático chef Gordon Ramsay aseguró en un conocido programa de televisión tener la receta perfecta para preparar unos huevos revueltos y la verdad es que quedan muy bien Aquí os dejamos todos los pasos para hacerlos igual.

Con el fuego apagado echamos los huevos sin batir con una cucharada de AOVE (aceite de oliva virgen extra) o unos trozos de mantequilla.
Encendemos el fuego, fuego muy bajo.
Dejamos que se cuajen los huevos medio minuto. Retiramos del fuego, removemos con una paleta de madera y los volvemos a poner al fuego. Medio minuto después volvemos a repetir el proceso y así hasta que empiecen a cuajarse pero aún sigan líquidos. Añadimos sal y pimienta. En ese momento apagamos el fuego y servimos.
Casi al final del proceso de hacer los huevos revueltos opcionalmente podemos añadir un poco de nata para cocinar, quedarán más jugosos y suaves.
El cebollino cortado por encima a la hora de servir va muy bien con estos huevos.

Tortilla de patatas nivel madre
Y la reina de las tortillas al menos en este país es la de patatas. Si por muchas veces que la hayas preparado en casa nunca te queda tan rica cómo la de tu madre, aquí te dejamos un poco de lectura con todos los pasos y los tiempos de cocción para que te quede perfecta.

Autor

Francisco Lorenson

Polifacético e innovador reportero, lleva años trabajando en el sector y aprendiendo de algunas de las personas más inteligentes del negocio.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído