Anamasteyoga

Running: Entrenar bien evitará estas 5 lesiones

Running: Entrenar bien evitará estas 5 lesiones
Running YT

Palabras que sanan el alma: «Las raíces de toda bondad se encuentran en el suelo de apreciación» Dalai Lama

Sobre las lesiones más comunes, Fernando Dorrego y Pedro Jiménez, entrenadores personales de Blua de Sanitas han elaborado un listado de las lesiones más comunes – indican que son en el gimnasio, pero se trata de las más comunes en el running también – junto con una pequeña explicación de lo que son cada una de ellas:

Contracturas: son las lesiones más comunes a nivel muscular ocasionadas por un  repetido sobre esfuerzo, mala postura a la hora de realizar el ejercicio y la falta de descanso. Estas contracturas son más frecuentes en la zona de trapecios o la musculatura dorsal. Para evitarlas, lo más recomendable es llevar a cabo un entrenamiento adecuado y una correcta progresión de ejercicios, respetando los descansos, según rn.

Lesiones en la rodilla: cuantas veces habrás oido «correr es malo para tus rodillas», pues bien es cierto que suele ser el punto que más débil de los corredores. Dicen que es por el impacto recibido de forma continua, aunque por otro lado, también es cierto que este impacto proporciona a corredores una mayor la masa ósea en comparación con la de nadadores. No obstante, si no se tiene un buen tono muscular a nivel de cuádriceps, glúteo y abdomen, todo nuestro peso recaerá sobre esta articulación pudiendo ocasionar diferente tipo de lesiones como roturas, la típica «rodilla de corredor» u otras. La estructura, la progresión y el nivel físico son aspectos imprescindibles para prevenir estas molestias.

Tendinopatías: este término reune el conjunto de patologías que afectan al tendón y tienen lugar por un mal movimiento repetido o la sobrecarga de éstos, como el conocido «tendon de aquiles». Recuerda siempre calentar de acuerdo con lo que vayas a hacer para proporcionar mayor elasticidad y aguantar la intensidad del ejercicio.

Dolor de espalda: nuestra espalda realiza una contracción muscular postural, tanto para ayudar al movimiento como para estabilizar nuestro cuerpo. Trabajar la espalda y conseguir una buena higiene postural evitará estos dolores que no solo podrán surgir a la hora de practicar tu ejercicio preferido como en tu día a día en el trabajo. Tu cuerpo te agredecerá toda la vida que cuides de tu espalda y además, un cuerpo bien erguido es mucho más bonito.

Rotura de fibras: … producidas por insuficiente calentamiento, sobrecargas, tensión excesiva o un mal descanso en el músculo. El síntoma principal es una sensación de dolor repentino, conocido como “síndrome de la pedrada”, e incapacidad de mover el músculo.
Asi que ya sabes, si no sabes cómo entrenar adecuadamente o sobretodo, si alguna vez has sufrido alguna de estas lesiones y no quieres volver a sufrirlas acude a un entrenador y a un buen fisio que te paute ejercicios para que no se repitan.

Muy Importante: Consulte siempre a su médico para conocer los detalles concretos de su perfil y si es aconsejable o no para usted.

Este artículo es el resultado de información compilada en la red, de la fuente o fuentes señalas, y que considero interesante compartir con los seguidores de esta sección, por su alto interés divulgativo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído