¿Por qué desde la nutrición nos llegan recomendaciones contradictorias?¿De qué tenemos que fiarnos?

¿Por qué desde la nutrición nos llegan recomendaciones contradictorias?¿De qué tenemos que fiarnos?
Alimentos YT

A pesar de que la dietética y la nutrición son disciplinas que llevan estudiándose desde hace muchísimo tiempo, no es hasta hace cincuenta años que la nutrición comenzó a adquirir los patrones científicos propios de otras disciplinas más «crudas». Apenas hace treinta años, la experiencia personal comenzó a dejar paso a la evidencia científica. A partir de esta comenzaron a cambiar las pautas dietético nutricionales y aparecen las primeras recomendaciones con base científica.

La pregunta que revolotea siempre a nuestro alrededor es clara: «¿De quién me fío?”. Si siempre puede cambiar la evidencia, si cada vez dicen cosas distintas, si mi nutricionista se basa en pautas obsoletas, ¿cómo puedo tener la seguridad de estar basando mi nutrición en algo positivo? Bueno, está claro que la incertidumbre es gigantesca en este ámbito, pero eso no quiere decir que no podamos fiarnos de nadie.

La primera premisa que debemos tener en cuenta es la siguiente: no existen conceptos radicales y estáticos. ¿El azúcar es malo? Sí, pero si te comes un donut hoy no pasa nada. ¿El alcohol produce cáncer? Desde luego, pero evitar tomarte una copa de vino con tus amigos a lo mejor te produce una desazón peor en tu día a día, según xataka.

¿Debo evitar los ultraprocesados a toda costa? Claro, pero no pasa nada si hoy no has tenido tiempo de preparar una comida sana y tienes que comerte un sándwich de máquina de vending. La flexibilidad y la relatividad son necesarias en este aspecto.

En base a eso, podemos descartar a todos las personas que manifiestan una actitud draconiana y fanática hacia algún aspecto. Un buen nutricionista no suele hacerlo. Por otra parte, ¿qué hay de los anuncios oficiales, como el de la OMS? La Organización Mundial de la Salud es la mayor autoridad en materia de salud. Esto incluye a la nutrición, por descontado. Hacerles caso, en líneas generales, es bueno. A veces, sin embargo, son un poco lentos. En el caso de que sospechemos de que alguna de sus recomendaciones está obsoleta, lo mejor es recurrir a los especialistas.

 

Autor

Paula Dumas

Informar y entretener; periodismo del siglo XXI, actualidad y redes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído