Si flota, tíralo

Truco infalible para saber si un huevo se puede comer o está caducado

Las fechas en los cartones son necesarias y útiles, pero que un huevo esté pasado de fecha no significa que debas tirarlo.

Si no estás seguro de si un huevo se puede comer o no es seguro, prueba a hacer lo siguiente:

Llena un bol con agua fría y mete el huevo dentro.

Si se hunde hasta el fondo, está bien.

Si se hunde, pero se mantiene recto, también está bien, pero no por mucho tiempo: tienes que cocinarlo pronto.

Si flota, tíralo.

Los huevos viejos habrá perdido mucho líquido de su interior al evaporarse a través de su cáscara porosa, por lo que flotan en lugar de hundirse.

Lo mejor de todo es que no tendrás que romper la cáscara para saber si comerte ese huevo es seguro.

Y este método solo te llevará un minuto.

CONSUMO DE HUEVOS

Cada español consume casi 9 kilogramos de huevos al año.

Una vez cascado el huevo, también es fácil identificar si estamos ante un alimento fresco o no.

«La yema y la clara deben ser consistentes».

«De la misma forma, una vez abierto, un huevo fresco no debe presentar olor de ningún tipo; la clara debe ser limpia, traslúcida y gelatinosa. Si la clara no presenta estas características y la yema no ofrece relieve, es muy probable que el huevo esté envejecido. A medida que un huevo pierde frescura, la yema pierde consistencia y se desparrama».

Se recomienda que los huevos se conserven siempre en el frigorífico, colocados con la punta hacia abajo.

Siempre y cuando estén refrigerados, podrán consumirse hasta 28 días después de su puesta.

Eso sí, si encuentras un huevo con la cáscara rota o dañado, ni lo dudes: tíralo directamente a la basura.



CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído