Estos tres componentes de los alimentos pueden incrementar tu apetito ¡Evítalos!

Estos tres componentes de los alimentos pueden incrementar tu apetito ¡Evítalos!
Comer YT

Alcohol
El consumo de alcohol no sólo inhibe la utilización de grasas como fuente de energía y aporta considerables calorías al organismo, sino que además, estimula hormonas que abren el apetito y reduce la producción de aquellas que dan saciedad como demostró un estudio publicado en la revista Nutrición Hospitalaria.

Esto significa que cuando bebemos alcohol no sólo es probable que ingresemos más calorías al cuerpo por el alcohol mismo sino que además, podemos comer más en esa ocasión debido a que el etanol incrementa el apetito.

Una razón más para reducir al máximo la ingesta de alcohol si buscamos adelgazar o no engordar.

Glutamato monosódico
El glutamato monosódico es un aditivo frecuentemente usado en alimentos procesados identificado como E 621 y se ha asociado a mayor palatabilidad de los alimentos así como también, se le adjudica un incremento del apetito de hasta un 40%.

Este y otros glutamatos se encuentran en sopas y caldos concentrados, fiambres, embutidos, snacks comerciales, salsas y aderezos y otros alimentos industriales así como también, en comidas listas para consumir o comida rápida.

Podemos mirar el listado de ingredientes de cada alimento que consumimos y descartar aquellos con mayor aporte de glutamatos, ya que además, recientemente la EFSA ha recomendado limitar su ingesta para prevenir este y otros efectos adversos sobre el organismo humano, según td.

Grasas en exceso
No todas las grasas son iguales y consumidas en cantidades adecuadas pueden tener beneficios en lugar de perjudicar la salud. Sin embargo, un exceso de grasa en los alimentos que consumimos de forma habitual puede estimular nuestro apetito e incrementar el nivel de hambre como ha demostrado un estudio realizado en animales.

Al parecer, los alimentos colmados de grasas como pueden ser frituras, comida rápida, embutidos u otros, sobre todo si no poseen nutrientes saciantes en su composición, favorecen la producción de grelina, la principal hormona que estimula el hambre y el apetito en nuestro cuerpo como señaló una investigación publicada en 2008.

Por eso, una razón más para reducir alimentos procesados y ultraprocesados, comida rápida y otras preparaciones con exceso de grasa, poca fibra, proteínas, vitaminas y minerales es conservar en condiciones nuestro sistema hormonal para no experimentar más hambre y consecuentemente, comer más.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído