Un mal tratamiento de los alimentos en la cocina llevará a que se pierdan todas sus propiedades y nutrientes

Dieta: esta es la mejor manera de cocinar verduras para conservar todos sus nutrientes

Dieta: esta es la mejor manera de cocinar verduras para conservar todos sus nutrientes
Vegetales PD

La elección de los alimentos es tan importante como el tratamiento que se le dé en la cocina. Un mal tratamiento de los vegetales llevará a que se pierdan sus propiedades y nutrientes más importantes.

Los nutricionistas afirman que para aprovechar todas las vitaminas y minerales que contienen las verduras y vegetales es necesario tener en cuenta algunas reglas básicas. Lo básico a tomar en consideración es que la mejor forma de preservar las propiedades de los vegetales es cociéndolae muy poco, a fuego lento y mejor al vapor, ya que el agua arrastra muchos de sus nutrientes imprescindibles.

En cuanto a la forma de preservarlos en el hogar, las verduras y vegetales pueden estar en la nevera, debido a que el frío no afecta a sus propiedades, excepto algunas vitaminas extremadamente sensibles, como la Vitamina B2 o la Vitamina B6. Pero es importante que los consumas al poco tiempo de haber sido cortados, ya que cada día que pasa pierde nutrientes.

Otro dato importante a conocer cuando se cortan la verdura es que las hojas más externas (especialmente en el caso de un vegetal de hoja verde) son las más ricas en vitaminas y minerales. En este sentido sería recomendable no cortarlas demasiado, ya que muchos nutrientes son sensibles a la oxidación y, cuanto más los cortes, más se oxidarán. Ahora sí, es fundamental lávalas bien.

Manos a la cocina

A la hora de cocinar las verduras, hay varias opciones. Una de ellas es no cocinarlas en absoluto. Esta opción es la más eficiente en cuanto a contenido de nutrientes, puesto que cualquier forma de calor alterará la cantidad de vitaminas y minerales. Las verduras crudas son muy nutritivas y puedes comerlas. Sin embargo, conviene no abusar de vegetales crudos, ya que la cocción favorece su metabolismo y ayuda en el proceso digestivo.

Otra opción es cocerlas en agua. Si nos decidimos por esta alternativa, debemos tener en cuenta que lo mejor es hacerlo con poca cantidad de líquido y procurando consumirlo también, ya que parte de sus propiedades se quedan en el agua. Podemos utilizar el agua para hacer una sopa o mezclar todos los ingredientes y preparar un rico puré.

La última opción y más saludable es cocinarlas al vapor. De esta manera conservan casi todas sus propiedades y conseguiremos una textura más consistente y un sabor más fresco. Cuando están cocinadas al vapor, las verduras mantienen un verde intenso y una apariencia irresistible.

Tanto al vapor como cocidas con agua, la mejor forma de mantener intactas las propiedades de las verduras es:

  1. Mantener el fuego al mínimo durante toda la cocción.
  2. Cocer durante muy poco tiempo.
  3. Comer inmediatamente después de haberlas cocinado.

También debemos aliñarla con poca sal y aceite crudo de oliva virgen extra. Es la mejor forma de degustar el sabor y la textura y la manera más saludable de asimilar todos los nutrientes, sin sobrecargar al organismo con salsas pesadas que no aportan otra cosa que grasas saturadas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído