SOMOS LO QUE COMEMOS

Dieta: estas son las horas que debes dormir al día para adelgazar

Dieta: estas son las horas que debes dormir al día para adelgazar
Dieta y sueño. PD

El sueño a menudo se pasa por alto cuando se habla de adelgazar, pero es fundamental para lograr tu meta de perder de peso.

¿Por qué el sueño es importante?

Muchas personas no saben que dormir menos de seis horas al día tiene consecuencias nefastas.

Cuando los ritmos circadianos se alteran, las hormonas se vuelven locas y eso hace que aumentes de pesos porque te sentirás agotado y necesitarás más calorías y alimentos con azúcar para sentirte mejor. Ni hablar que podrías sufrir fatiga constante o migrañas.

De acuerdo con expertos de la National Sleep Foundation, debes dormir de siete a nueve horas cada noche si estás tratando de perder peso.

Esto te ayudará a evitar la fatiga y la somnolencia durante el día, pero también te motivará a comer mejor y hacer ejercicio.

Eso sí, es mejor que lo hagas en la noche ya que si duermes esas horas en el día, puedes provocar una interrupción en el ritmo circadiano normal, lo que afecta la liberación de hormonas en el cuerpo.

Para mejorar la calidad de sueño, crea una rutina para irte a la cama y cúmplela.

Ajusta la temperatura de tu habitación, evite la cafeína después de las 10 a.m. (sí, así de temprano), evita los alimentos grasos y el alcohol, y apaga todos tus dispositivos móviles o aléjalos de la cama.

Una mala calidad del sueño y acostarse más tarde se asocian con un aumento de la ingesta de alimentos, la mala calidad de la dieta y el exceso de peso y grasa corporal.

Los mecanismos por los que la falta de sueño puede aumentar el consumo de calorías incluyen: más tiempo y oportunidades para comer, los trastornos psicológicos, una mayor sensibilidad a la recompensa de comida, la alimentación desinhibida o menos control sobre ésta… y sí que existen conexiones entre los patrones de sueño, conducta alimentaria y el balance energético.

La tendencia a engordar de la falta de sueño se debe a tres factores porque se altera el equilibrio entre dos hormonas, la leptina que disminuye el apetito y la grelina que lo aumenta, por el cansancio producido por un escaso descanso que hace que se tenga menos ganas de hacer actividad física y, por tanto, que el consumo energético sea menor y el último porque al dormir poco, suele haber una mayor apetencia por los alimentos, y en particular por los dulces, lo que aumentaría la ingesta calórica.

La falta de sueño incrementa la sensación de hambre, porque además de haber variaciones de las hormonas grelina y leptina, y el péptido YY, se producen retrasos en el ciclo circadiano de la melatonina, hormona del sueño.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído