Los batidos proteicos se han puesto de moda durante la cuarentena

Batidos de proteína: Son dañinos para tu salud y deberías dejarlos de consumir hoy mismo

Partiendo de la premisa que reza que los alimentos naturales son siempre mejores que los sintéticos, el uso de suplementos alimenticios puede derivar en complicaciones peligrosas para tu salud. Es que aportar un extra de proteínas al organismo de forma rápida, puede estar dando trabajo extra a los riñones. Por eso, no es extraño que las personas que los consumen observen olores fuertes o una coloración extraña en su orina

Batidos de proteína: Son dañinos para tu salud y deberías dejarlos de consumir hoy mismo

Los batidos de proteínas han ganado popularidad en los últimos años y se han convertido en una opción más de suplementos en la dieta diaria de millones de personas. También, son una referencia de aportes extra de proteínas al organismo de forma rápida.

Han surgido de la necesidad del público deportista que busca fundamentalmente ganar musculatura.

Los batidos proteicos prometen cumplir con las funciones de las proteínas, es decir mantener y dar energía y, llegado el caso, aumentar la masa muscular.

Es así como el consumo de suplementos proteicos se ha normalizado tanto en España como en muchos países del mundo.

Según un estudio dirigido por la Universidad de Granada, el 28% de las personas que acuden regularmente al gimnasio consumen este tipo de productos. Es más, si nos limitamos al género masculino, la cifra aumenta hasta el 42,7%.

Todo ello por un precio promedio de 25 euros el kilo, aunque hay marcas con cierto prestigio entre quienes practican el bodybuilding (como Muscletech o Amix) cuyo precio puede sobrepasar los 40 euros el kilo y que, además de la proteína de suero de leche o huevo, incluyen en el cóctel aminoácidos, encimas digestivas, óxido nítrico o creatina.

La base del éxito de este tipo de batidos en la sociedad radica en lo fáciles que son al consumirlos, sobre todo para los asiduos al gimnasio y por todo tipo de deportistas en general con el objetivo de recuperarse mejor tras el ejercicio o conseguir unas mayores ganancias de masa muscular.

Sin embargo, las ganas de lograr un ‘cuerpo perfecto’, lleva a muchas personas a consumirlos en exceso y sin la prescripción de un médico responsable. De esta manera, hacer ejercicio, estar en forma y lograr tonicidad muscular sin una dieta equilibrada y a costas del consumo de estos ‘polvitos mágicos’ se ha transformando en una moda peligrosa.

La especialista en nutrición Agustina Murcho describe que actualmente se ha estimulado a una obsesión muy grande con ‘marcarse’ la musculatura, sin saber las consecuencias que esto puede traer: «Lograr definición depende de varias cosas, una de ellas es la genética. También están aquellos que hacen deporte unos meses, comen sano y lo logran. Lamentablemente se cree que al tomarlos van a lograr el cuerpo deseado».

Por otro lado el Jefe de la Unidad de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario de Valencia, Carlos Sánchez Juan, explica que “prácticamente no hay ninguna persona, aunque se dedique al deporte de alto rendimiento, que necesite un aporte de proteínas tal que no pueda ser obtenido a través de una alimentación específica”.

En su opinión, “con una dieta diseñada por un profesional se pueden obtener perfectamente los 2 o 2,5 gramos de proteína por kilo de peso (la cifra que siempre intentan alcanzar los practicantes del bodybuilding) sin necesidad de recurrir a este tipo de suplementación deportiva”.

Una de las dietista y nutricionista deportiva del centro Júlia Farré, añade que “empezar a tomar un suplemento de proteínas cuando ya nos estamos alimentando de más no tiene ningún sentido. No solo perjudican tu bolsillo sino que además pueden perjudicar tu salud ya que el cuerpo tendrá que luchar para eliminar ese exceso de proteínas”.

En este sentido, la dietista recuerda que “le estás dando trabajo extra a los riñones” y que “no es extraño que las personas que los consumen observen olores fuertes o una coloración extraña en su orina”.

¿Cuáles son los tipos de proteínas?

Los tipos y singularidades atienden a gustos en cuanto al sabor, necesidades especificas y preferencias según los objetivos que tenga quien los consuma.

Comúnmente, varían según sus sabores y modos de ingesta. Hay quien los toma con agua, para que tengan un menor valor calórico y la absorción sea más rápida; y otros con leche, en cuyo caso la absorción será más lenta y el combinado contará con más calorías. Entre las proteínas que gozan de mayor popularidad destacan:

– De suero láctico: Conocidas popularmente como Whey. Es la más popular del mercado. De asimilación rápida y puede consumirse antes, durante y después del ejercicio físico.

– Caseína. Procede también de la leche pero, en este caso, su digestión es más lenta y se recomienda su uso cuando no vamos a comer nada, por ejemplo, antes de dormir.

– Carne. Indicadas según el caso para la recuperación muscular y de fácil asimiliación como la de suero de leche, con la salvedad que puede ser una solución si la persona es intorelante a la lactosa.

– Huevo. Su alto valor biológico (proporción de aminoácidos esenciales y fácil asimilación) rivaliza con el de suero de proteína Whey.

– Vegetales. El guisante, la soja o el arroz son las opciones más recurrentes si lo que se quiere es un batido verde para aquellos que no recurren a las proteínas animales, aunque su valor biológico sea menor.

Efectos secundarios de los batidos de proteína

El exceso de proteínas es perjudicial para la salud. El organismo puede verse perjudicado a largo plazo, pues hacemos trabajar en exceso el hígado y el aumento de residuos orgánicos a eliminar por los riñones es mayor, por lo que se pueden acumular en los mismos, empeorando su funcionamiento.

Hacer ejercicio, ponerse en forma y lograr estar tonificado sin una dieta equilibrada y a costa del consumo de estos polvos, se está transformando en una peligrosa moda.

Exceso de proteína

De ninguna manera las proteínas están prohibidas, es más, hay quienes no llegan a cubrir los requerimientos energéticos del organismo y su ingesta es necesaria. «Si la persona lo tiene que tomar para complementar su dieta, puede ser útil. Depende del objetivo de cada uno y si está haciendo deporte y cultivando el cuerpo. También se pueden usar para regenerar las fibras rotas durante el ejercicio. Cada persona tiene un nivel, aunque todos deberían saber que los alimentos son siempre mejores naturales que sintéticos», asegura la especialista en nutrición Agustina Murcho.

Encontrar alimentos naturales ricos en proteínas es más fácil de lo que piensas: claras de huevo, carnes rojas, pollo, pescado, soja.

Hígado

En primer lugar, debes eliminar cualquier sustancia que aumente el trabajo de este órgano o los riñones. También se debe dejar de tomar alcohol porque es una sustancia que se asimila a través del hígado y el trabajo de este aumenta.

Mantener una alimentación sana y libre de grasas saturadas es otra manera de conseguir disminuir el trabajo de estos órganos, ya que cuando este nutriente tiene que ser asimilado por el organismo los pone a trabajar. Lo mismo sucede a la hora de mantener depurado el cuerpo. Es importante que en nuestra dieta incorporemos alimentos depurativos y diuréticos que ayuden a trabajar a los riñones.

Riñones

La ingesta diaria de líquidos debe ser elevada para conseguir eliminar las impurezas que se quedan acumuladas en los riñones y evitar su deterioro.

Comer alimentos ricos en agua como las frutas y verduras es esencial para una buena depuraración. La piña, por la cantidad de propiedades diuréticas que contiene, y los espárragos, que son adecuados para lograr una perfecta limpieza del sistema renal, son los más destacables.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído