EN EL SUPERMERCADO NO DEBEN ESTAR DENTRO DE LA NEVERA

Cómo freír un huevo y no morir en el intento

Echar un huevo recién sacado del refrigerador al aceite caliente es todo un peligro

Cómo freír un huevo y no morir en el intento

Aunque parezca sencillo, lo cierto es que freír un huevo no es tan fácil como parece.

Los errores más habituales van desde la forma de conservación en los supermercados hasta la manera en la que lo cocinamos.

Empezando porque este alimento no debe conservarse en la nevera del mercado ya que los cambios bruscos de temperatura pueden dañar la cutícula que protege al interior del huevo de posibles bacterias como la salmonera, si esta se altera pueden acumularse en las cáscara penetrando dentro del huevo e infectando la yema y la clara.

Por eso se recomienda que pase del frío a temperatura ambiente.

Añade harina para evitar que salte

Es una de las meteduras de pata más frecuente, nunca hay que echar un huevo a la sartén en aceite muy caliente si acabas de sacarlo de la nevera, puede causar que el aceite salte con fuerza y cause grandes quemaduras.

Un truco para evitar un disgusto es añadir una pizca de harina al aceite, de esta forma evitamos que pueda saltar a la cara o al cuerpo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Cristina López Mantas

Cristina López Mantas (1994) es graduada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, redactora de política en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído