Consejos para hacer una lista de la compra saludable y completa

Cesta de la compra saludable
Cesta de la compra saludable Pixabay

Somos lo que comemos. La alimentación que llevamos en nuestro día a día es fundamental para que nuestro cuerpo funcione como un reloj y para prevenir enfermedades que puedan aparecer debido a unos hábitos alimenticios inadecuados.

Comer bien

La clave es llevar una alimentación variada; podemos comer de todo, pero todo en su justa medida. Otra cosa que debemos tener en cuenta a la hora de hacer la compra es el tipo de vida que lleva cada persona y si hace poco, nada o mucho ejercicio a la semana. Cuanto más ejercicio realicemos a la semana, mayor gasto calórico tendremos, por lo que el número de calorías diarias que consumimos podrá ser más alto, lo que no quiere decir que eso nos permita comer una mayor cantidad de productos poco saludables como bollería industrial, las patatas fritas, los snacks o las bebidas gaseosas. No obstante, insisto, no hay por qué eliminar estos productos de manera radical de la dieta, simplemente hay que limitar su consumo; no pueden formar parte de la rutina alimentaria, pero sí que podemos permitirnos el lujo de tomar alguno de estos productos puntualmente.

Otra cosa que debes tener muy presente es que, dada su importancia, nunca debes escatimar en alimentación, lo que no significa que tengas que comprar los productos más caros. Si te surge algún imprevisto, siempre puedes solicitar un crédito al consumo o encontrar otra solución, pero que esta no sea “comer peor” o no comer.

Sabiendo esto, ¿cómo puedes hacer una compra saludable? Presta atención a estas recomendaciones y empieza a comer mejor y más sano.

Frutas y verduras

Vaya por delante, que cualquier gasto realizado en frutas y verduras siempre es una buena inversión, ya que estos alimentos son sinónimo de salud; por lo tanto, procura que nunca falten en tu cesta de la compra productos como el tomate, la cebolla, el ajo, el brócoli, el calabacín o los pimientos, así como las manzanas, las naranjas, el plátano o los frutos rojos, entre los que se incluyen las frambuesas o los arándanos.

Aunque a día de hoy se puede comprar cualquier fruta y verdura durante todo el año, lo ideal es que compres los productos de temporada. De este modo tendrás frutas y verduras de un mejor sabor, una mayor calidad y un precio más asequible.

Pescados

El pescado es un alimento muy recomendable para nuestra dieta, sobre todo el pescado blanco: bacalao, dorada… El pescado azul como el atún o el salmón también hay que tomarlo porque es una fuente indispensable para obtener omega-3, unas grasas necesarias para el correcto funcionamiento de nuestro organismo; sin embargo, no conviene abusar de él.

Agua

En los lugares en los que el agua del grifo no sea de calidad, algo que suele ser muy común en la costa, es básico comprar agua embotellada. El agua viene, por lo general, envasada en botellas de plástico; si puedes, pasa el agua de sus envases originales a otros recipientes como botellas de cristal.

Otros productos

No hay que olvidar las carnes, que son una fuente importante de proteínas, pero no abuses de ellas, en especial de la carne roja.

Los huevos son un magnífico alimento; evita comerlos fritos, no obstante, comer huevos fritos de vez en cuando no es ningún crimen.

¿Te gustan los platos de cuchara? Pues entonces, no te dejes atrás las legumbres: lentejas, garbanzos, alubias, etcétera.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído