Exageraba las consecuencias del calentamiento global

Dimite un investigador inglés acusado de falsear datos sobre el cambio climático

Un hacker consiguió acceder a los archivos de la Universidad

La Unidad de Investigación sobre el Clima insiste en que estas acusaciones son "completamente infundadas"

Un escándalo ha sacudido a la comunidad científica británica. El profesor y director de la prestigiosa Unidad de Investigación sobre el Clima de la Universidad de East Anglia (UEA), Phil Jones, ha dimitido de su cargo tras ser acusado de manipular y exagerar las consecuencias de los efectos del cambio climático en las investigaciones del centro.

El caso fue descubierto cuando un pirata consiguió entrar en los archivos informáticos de la universidad y robara miles de correos electrónicos que investigan el cambio climático y que han sido divulgados en distintas páginas de Internet dando alas a los escépticos del cambio climático.

UTILIZABA LA PALABRA «TRUCO»

Al parecer, en sus mensajes, Jones escribe que había usado un «truco» (trick) para «ocultar la disminución de las últimas temperaturas globales en una tabla». El profesor reconoce haber empleado esa palabra, pero ha negado la manipulación de las pruebas.

Jones salió al paso y argumentó las razones de su dimisión:

«Después de un buen acuerdo y consideración he decidido que la mejor forma para este objetivo es hacerme a un lado de mis tareas como director mientras transcurre la investigación independiente y expreso mi gratitud a la Universidad por estar de acuerdo con ello. El proceso de revisión tendrá mi total apoyo»

«ACUSACIONES INFUNDADAS»

La Unidad de Investigación sobre el Clima insiste en que estas acusaciones son «completamente infundadas» y subraya que las conclusiones y evidencias de la investigación del CRU se fundamentan totalmente con evidencias independientes aportadas por varios grupos de investigación presentes en todo el mundo.

Igualmente, denuncia que la publicación de estos datos robados es el último ejemplo de que en algunas instancias se ha diseñado una «vejatoria campaña» con la que distraer del debate sobre la naturaleza y necesidad de una acción urgente que los gobiernos del mundo deben considerar para mitigar y adaptarse al cambio climático.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído