Los virus manipulan las células para que no puedan defenderse

Un equipo del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Autónoma de Madrid, ha demostrado por primera vez en ratones cómo la infección que provocan los virus impide que las células hospedadoras se defiendan sintetizando proteínas con actividad antiviral.

Según informan estos investigadores en un artículo publicado en la revista ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’ (PNAS), la infección viral paraliza la síntesis de proteínas en las células de los animales infectados, lo que revela la capacidad de ciertos virus para manipular la maquinaria de traducción celular en su propio beneficio.

El director del trabajo, Iván Ventoso, ha reconocido que este hallazgo aporta «claves para entender mejor las interacciones parásito-hospedador», al tiempo que demuestra la eficacia y la «relativa simplicidad» con la que los virus manipulan la traducción (síntesis de proteínas) del hospedador.

El fenómeno de la inhibición de la traducción celular inducida por la infección viral se conoce desde los años 60. No obstante, su relevancia en la infección con virus de animales, infección ‘in vivo’, no había sido demostrada experimentalmente.

«Hasta la fecha, existían dificultades metodológicas para poder medir con precisión la síntesis de proteínas de las células de los tejidos en los animales infectados con virus», explica Ventoso.

Este experto, junto con René Toribio, primer autor del trabajo, ha desarrollado una metodología experimental que permite estimar la síntesis de proteínas de las células infectadas, en este caso neuronas, y la del propio virus en los tejidos de animales.

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído