El periodista británico Jon Ronson publica '¿Es usted un psicópata?'

Las claves para saber detectar a un psicópata en nuestro entorno

La crueldad, falta de empatía, capacidad de engaño y manipulación, rasgos característicos

Las claves para saber detectar a un psicópata en nuestro entorno

¿Es usted un psicópata? ¿Lo es su jefe? ¿Y su pareja? Estas son algunas de las preguntas que ayudan a aclarar el nuevo libro del periodista británico Jon Ronson que presenta un recorrido por la historia de la psicopatía e incluye una lista de rasgos de personalidad para detectar psicópatas.

Ronson es un popular entrevistador especializado en personajes de lo más estrafalario y lunático, como por ejemplo a los integrantes de una unidad especial de las Fuerzas Armadas norteamericanas entrenada en artes paranormales y de control psíquico. Su libro sobre estas entrevistas sirvió de base para la película del mismo nombre: «Los hombres que miraban fijamente a las cabras».

Ahora, con ‘¿Es usted un psicópata?’ (Ediciones B), Ronson centra sus investigaciones en el mundo de la psicopatía -su prevalencia, sus consecuencias, su tratamiento a través de los años- en una serie de entrevistas que incluyen encuentros con psiquiatras, enfermos, criminales y líderes empresariales.

Tras entrevistar a varios expertos en la materia, Ronson asiste a un curso sobre cómo detectar psicópatas con la ayuda de una lista de 20 características comunes a todos ellos y se lanza a analizar criminales y líderes económicos, políticos y religiosos.

Por supuesto, el libro incluye la lista completa de las 20 características que comparten los psicópatas con aspectos como crueldad y falta de empatía, capacidad de engaño y manipulación, ausencia de remordimientos y sentimientos de culpa. También incluye las «instrucciones de uso»: dos puntos por cada rasgo de la personalidad claro, un punto si sólo lo cumple a medias. «A partir de 29 o 30 puntos, casi seguro que lo eres; por debajo de eso, puedes ser una mala persona pero no necesariamente psicópata», dice Ronson. «En cualquier caso, si leyendo la lista descubres que tú eres un psicópata no es grave. No te va a importar, porque los psicópatas no tienen remordimientos ni sentido de la culpabilidad, así que te va a dar igual».

¿Es posible ser psicópata sin cometer crímenes? ¿Puede mi jefe ser psicópata? «Sí, por supuesto. De hecho, probablemente lo es», responde sin dudar este periodista.
«Cualquier jefe tiene posibilidades de serlo, pero además creo que hay muchos psicópatas en el mundo del periodismo, una de las profesiones en las que no tener escrúpulos y ser despiadado se considera una cosa buena», dice.

Además, señala que «los instintos violentos son sólo uno o dos de los puntos de la lista. Por supuesto que hay mucho psicópatas que no son violentos, que dan salida a su ambición por otras vías».

Las estadísticas dicen que los psicópatas son el 1 por ciento de la sociedad, pero el 4 por ciento de los líderes tanto económicos, políticos o religiosos; es decir, la psicopatía es cuatro veces más frecuente en las altas esferas. «Un montón de los psicópatas de cuello blanco, que provienen de buenas familias, no cometen crímenes, sino que llegan a ser tremendamente exitosos en sus profesiones», explica.

De hecho, uno de los mayores expertos en psicopatía y autor de la lista -Bobn Hare- afirma que «si despojamos el cerebro humano de la cordialidad y el afecto, no queda gran cosa excepto la determinación de triunfar», cita Ronson. «También hay gente enferma que lleva algunos de los puntos al extremo, psicópatas moderados o mediocres, ese jefe cruel y despectivo, ese marido promiscuo y manipulador», dice antes de precisar que «los psicópatas buscan el éxito, pero el éxito no necesariamente significa llegar a ser un magnate, hay para quien el éxito es controlar y aterrorizar a una pequeña oficina».

Según Ronson, saber si las personas de tu entorno son psicópatas es bueno y útil. Así, el periodista preguntó a una eminencia en psiquiatría qué hacer si descubres que estás casado con un psicópata: «Vete. Sin más. Fuera. Eso acabará mal, seguro». «Si lo que tienes es un psicópata en la oficina, descubrirlo es una buena cosa porque saberlo te permitirá defenderte de sus manipulaciones, de sus ataques, sabrás que no es nada personal, que no es un problema tuyo, es un problema del otro», apunta.

No obstante, Ronson advierte de que el «poder de detectar psicópatas» hay que usarlo con cautela ya que «enseguida empiezas a demonizar a cualquier persona que se ha portado mal contigo: el policía de tráfico, el jefe, un editor que te hace una crítica mala».

De hecho, asegura que la lista «es un arma peligrosa» y advierte de que «hay que tener mucho cuidado a la hora de etiquetar a la gente, porque una vez que te han colgado una etiqueta es muy difícil quitártela. Hay que resistir el impulso de colgarle la etiqueta a cualquiera que te caiga mal».

En el fondo, el libro «es un reflexión moral sobre la importancia de la locura en nuestras vidas, cómo usamos la locura para destruir a otros; cómo usamos acusaciones de locura contra otros, y cómo esas etiquetas que le colgamos a la gente tienden a demonizarlos».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Irene Ramirez

Irene Ramirez. Responsable de campañas en Grand Step. Fue redactora de Periodista Digital entre 2012 y 2013.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído