Cuando el cerebro entra en modo 'desconexión' se activa la «red neuronal por defecto»

¿Alguna vez se te ha ocurrido una idea genial en la ducha? Te explicamos por qué lo más probable es que no la recordaras luego

La gente muy creativa, acostumbrada a que por su mente pasen ideas fugaces mientras pasean, en duermevela o incluso a media ducha, suelen llevar siempre encima o tener cerca papel y lápiz.

Si no lo ponen por escrito de inmediato lo más probable es que su cerebro no sea capaz de plasmarlas en palabras.

El culpable, cuenta F. Muñoz en ABC citando a la revista Neurology, es la «red neuronal por defecto», un proceso que se activa cuando el cerebro se pone en modo «desconexión». En cambio en los momentos que más exigimos a nuestro cerebro (en el trabajo, al resolver un acertijo…) se activa otra área, aquella con la que se resuelven las tareas, la «task positive network (TPN)».

La «red neuronal por defecto» es la que nos permite desde soñar despiertos a «viajar a Babia». Su actividad se inicia en la corteza prefrontal, la corteza cingulada posterior, el lóbulo parietal inferior, la corteza temporal lateral, la corteza prefrontal dorsomedial y el hipocampo, y su mal funcionamiento influye en el desarrollo de enfermedades como el Alzheimer, el autismo o la esquizofrenia. El «desgaste» del cerebral con motivo de la edad también influye en que se deje de entrar en este «estado» de baja frecuencia que sin embargo activa a nuestro cerebro.

Este proceso, conocido como «default mode» en inglés , se empezó a conocer en 2001 gracias el doctor Marcus Raichle. Antes de sus descubrimientos se presuponía que el cerebro en «descanso» consume menos energía que en máxima actividad. Tras sus avances se sabe que como mucho el consumo de energía se reduce un 5%, ya que el cerebro nunca deja de crear.

Si observáramos a través de una resonancia magnética, la «red neuronal por defecto» se ve como una onda que fluctúa una vez por segundo. Y se mueve más cuanto más está en reposo el cerebro. De esa manera, si a la persona se le obliga a pensar en una tarea, la red se desactiva, según la revista Neurology.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído