Los momentos difíciles pasan igual que llegan

Los 10 hábitos que repites a diario y hacen complicado que alcances la felicidad

Los 10 hábitos que repites a diario y hacen complicado que alcances la felicidad
Disgusto, tristeza, enfado y decepción. PD

Aunque a la mayor parte de la gente a la que pregunte le dirá que el principal objetivo en su vida es ser feliz, lo cierto es que muchas veces la vida compleja y ajetreada que llevamos hace que nos olvidemos de ello.

Al no tenerlo siempre en la cabeza, corremos el riesgo de adoptar ciertos hábitos que complican nuestra empresa de ser felices.

Sin darnos cuenta, los repetimos una y otra vez hasta que alcanzar la felicidad se convierte en una tarea demasiado complicada. Estos son algunos de esos hábitos:

  1. Damos demasiado importancia al atractivo físico. El aspecto exterior de las personas no es algo sin importancia, sin embargo, son otras características las que debemos apreciar en las personas que nos harán más felices.
  2. Nos aferramos a personas que nos hacen daño. Siempre es bueno saber dar una segunda oportunidad a las personas que nos rodean, pero no debemos caer en el error de dejar que nos hagan daño una vez, y otra, y otra…
  3. Tratamos de cambiar las cosas de golpe. Cambiar el mundo se empieza por conseguir pequeños cambios en lo que está a nuestro alcance. Si intentamos de cambiar las cosas de una vez acabaremos frustrados al darnos cuenta de que es imposible.
  4. Buscamos constantemente una alegría momentánea. La alegría pasajera se basa en un bienestar material y no es sinónimo de felicidad. El crecimiento y enriquecimiento de nuestra mente es el que nos hará dar con la verdadera felicidad.
  5. Nos fijamos demasiado en las dificultades. Los momentos difíciles pasan igual que llegan. Son parte de la vida y no podemos dejar que nos impidan ser felices. El fin de una relación es el principio de otra cosa, la muerte de un ser querido, es inevitable. Por ello, no podemos dejar que nos hundan.
  6. Nos aferramos a los miedos, problemas y preocupaciones. Muchas veces, sin darnos cuenta, un pequeño miedo o problema se enquista en nuestra cabeza, que solamente lo hace más grande a base de rodearlo de pensamientos negativos. Aceptarlo y dejarlo pasar es la mejor manera de solucionarlo o superarlo.
  7. Albergamos sentimientos de odio. Tal vez esta frase de Luther King sea la solución a este problema: «La oscuridad no puede expulsar a la oscuridad, solamente la luz puede hacerlo. El odio no puede expulsar al odio, sólo el amor puede hacerlo».
  8. Trabajamos sólo por el sueldo. El trabajo debe ser algo que nos llene y nos guste, debemos tratar de dedicarnos a aquello que nos apasiona, o por el contrario seremos víctimas y esclavos de nuestro día a día.
  9. Esperar siempre el momento perfecto. Lo más probable es que estemos media vida esperando ese momento y seguramente no llegue nunca. Lo suyo sería que aprovecháramos cada momento y usáramos las adversidades a nuestro favor en vez de esperar como excusa para no hacer nada.
  10. Concentrarnos en la vida de otros y no en la nuestra. No dejemos que el resto decida por nosotros ni disfrutemos solamente de los logros ajenos. Debemos crear, actuar y tener nuestras propias ideas para que sean ellas las que nos guíen en el camino de la vida.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído