Un grupo de investigadores estadounidenses ha demostrado que la denominada comida de 'confort' no mejora el ánimo de los seres humanos

Atiborrarse de helado o pizza a paletadas no cura una ‘indigestión’ por amor ni por asomo

Estudio entre un grupo de 100 estudiantes universitarios

Atiborrarse de helado o pizza a paletadas no cura una 'indigestión' por amor ni por asomo
Una chica sexy comiendo helado. XY

Gracias a la influencia de las películas de Hollywood, no es raro imaginarte a ti mismo comiendo de un gigantesco cubo de helado de chocolate para aplacar el dolor de una ruptura. Sin embargo, una investigación publicada en «Health Psychology» ha terminado con este mito al afirmar que alimentos como los dulces o la pizza no ayudan a las personas a sentirse mejor.

Según explica en su versión digital el «Daily Mail», un equipo formado por varios psicólogos estadounidenses se propusieron terminar con el extendido rumor de que comida como los helados o las hamburguesas mejoran el estado de ánimo de aquellos que se sienten afligidos.

EL ESTUDIO

Para demostrar su teoría, llevaron a cabo en primer lugar un estudio en el que seleccionaron los alimentos mejor considerados por un grupo de 100 estudiantes universitarios. La lista fue copada casi en su totalidad por la comida basura. Tras ello, sometieron a los sujetos a una sesión de películas dramáticas para hacer que su estado de ánimo decayera.

Después de la curiosa sesión de cine, dividieron a los estudiantes en dos grupos. A los del primero les ofrecieron tomar alimentos de «confort» (aquellos que habían seleccionado como los que más les gustaban).

Por el contrario, a los del segundo les dieron otros peor considerados. Cuando los alumnos terminaron de comer era hora de analizar los datos, y estos dieron un claro resultado: todos se sentían mejor.

Después de llevar a cabo esta prueba, los expertos decidieron llegar más allá y dieron al primer grupo alimentos de «confort» y, al segundo, no le ofrecieron nada de comer. ¿Qué sucedió? Todos los estudiantes afirmaron que, con el mero paso del tiempo, su estado de ánimo había mejorado.

En base a estos experimentos y a una serie de entrevistas posteriores, los psicólogos han determinado que la comida de «confort» no mejora el estado de ánimo.

«Aunque la gente cree que los alimentos «cómodos» les proporcionan beneficios del estado de ánimo, consuelo alimentos no proporcionan comodidad más allá de la de otros alimentos (o sin comida)»,

explica Traci Mann, el principal investigador del proyecto.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído