El fundador de Apple tenía técnicas para conseguir lo que quería

Los 8 puntos de la guía ‘secreta’ de Steve Jobs para manipular a la gente

El fallecido Steve Jobs fundó Apple, una empresa a la vanguardia de la tecnología y una de las más importantes del sector, y Pixar, una compañía de animación. Ambas son unas firmas reconocidas que han conseguido el éxito gracias, en parte, a la fuerte personalidad de su fundador.

Jobs era un genio de los negocios y en el trato personal. El cofundador de Apple utilizaba una serie de técnicas manipuladoras para conseguir todo aquello que se proponía. Y vaya si le funcionó.

El portal Business Insider ha recopilado algunas de estas tácticas a raíz del libro de la biografía de Steve Jobs realizado por Walter Isaacson para que podamos aplicarlo en nuestro día a día.

1. Trabaje duro y los demás le respetarán: el respeto es el primer paso para conseguir lo que uno quiere.

Cuando en 1996 la compañía de Cupertino buscaba un socio para construir un sistema operativo más estable, uno de los candidatos era NeXT, compañía fundada por Jobs, que por aquel entonces no estaba en la empersa. Gil Amelio, que estaba al frente de Apple, describe los argumentos que dio para la venta de NeXT como «deslumbrantes», mientras que la otra empresa, Be, actuaba de manera indiferente.

Cuando Jobs volvió a Apple, a pesar de trabajar también para Pixar y de sufrir cálculos renales, trabajaba de 7 de la mañana a 9 de la noche para motivar a ambas compañías a hacer los mejores productos posibles. Así se ganó su respeto.

2. Desborde entusiasmo. Las personas se dejan influenciar por nuestras pasiones.

Venderse bien -ya sea un producto o a uno mismo- es una clave para conseguir que otros compren nuestras ideas. Jobs, en su afán por hacer triunfar iTunes, reclutó a una serie de músicos a los que habló durante dos horas sobre las bendiciones de la plataforma. «Parecía un hombre poseído», ha asegurado uno de los musicos que estuvieron presentes, el trompetista Wynton Marsalis.

3. Desarme a las personas seduciéndolas y halagándolas.

Las personas siempre buscan la aprobación, tanto de sus superiores como de los que están por debajo de ellos. Si se les da mucho afecto, al final nos adorarán. Según aparece en la biografía, «Jobs podría seducir y enamorar a las personas a su antojo (…) podía ser encantador con la gente que odiaba con la misma facilidad que podía serlo con aquellos que le gustaban».

4. Afirme que todas las ideas son suyas, y si cambia de postura apoye el nuevo punto de vista con entusiasmo.

Jobs no acertaba siempre a la primera… y quizá ese haya sido uno de sus mayores aciertos. El CEO de Apple no era perfecto y tampoco estaba en lo cierto todo el tiempo, sin embargo era todo un maestro a la hora de convencer a la gente de que sí lo era. Siempre se mantenía firme en una posición, pero si otro tenía una idea mejor la adoptaba como suya y la defendía con todas sus fuerzas.

Un exingeniero de Mac, según aparece en la biografía, dijo que «el hecho de que Jobs diga que algo le parece horrible, no significa que lo vaya a pensar mañana. Si le vas con una nueva idea, aunque en el momento piense que es estúpida, si de verdad le gusta, volverá la semana que viene a proponerte esa misma idea».

5. Tome decisiones de forma rápida y definitiva. Normalmente se pueden cambiar las cosas más tarde.

A diferencia de lo que ocurre en otras compañías, en Apple casi nunca se tienen en cuenta algunos estudios, encuestas e investigaciones a la hora de hacer un nuevo producto. En el caso de los primeros iMacs, según BI, Jobs decidió en media hora que el diseño debía incorporar un arco iris. «Una decisión que en la mayoría de lugares habría durado meses», asegura en la biografía Jony Ive, jefe de diseño de Apple.

6. Sea totalmente honesto para lograr que el resto le siga.

Steve Jobs le dijo lo siguiente a su biógrafo: «Si algo es una mierda, se lo digo a la gente a la cara. Es mi trabajo ser honesto. Sé de lo que hablo, y por lo general suelo estar en lo cierto. Esa es la cultura que traté de crear. Somos honestos con los demás, por supuesto ellos también pueden decirme lo que piensan».

7. No espere a solucionar los problemas. Hágalo ahora.

Cuando Jobs estaba en Pixar, la compañía estaba trabajando en ‘Toy Story’, el primer largometraje de animación 3D. Jobs no estaba contento con la forma en que estaba quedando el personaje de Woody (el juguete vaquero) así que decidió tomar cartas en el asunto y no dejó que Disney arruinara la historia original que tenía pensada Pixar. «Si algo no está bien no se puede simplemente ignorarlo y decir que ya se arreglará más tarde. Eso es lo que hacen otras empresas», le dijo el cofundador de Apple a su biógrafo.

8. Exija la perfección y no se conforme con menos.

Jobs era una persona muy perfeccionista. Cuando se dio cuenta de que el Macintosh arrancaba demasiado lento, ‘acosó’ al ingeniero responsable para tratar del tema, que se lo había tomado prácticamente como un asunto de vida o muerte. También trabajó con muchísimos artistas y agencias de publicidad para asegurarse de que los anuncios expresaban lo que él quería.

Jobs habrá sido muchas cosas, pero lo que no se puede negar de él es que consiguió hacer de Apple algo más que una marca. La compañía de Cupertino tiene fans, seguidores, a los que no les molesta pagar más por un producto. «Hay gente orgullosa de tener un Porsche o un Ferrari, Ahora la gente siente lo mismo con un producto de Apple», ha dicho el cofundador de Oracle, Larry Ellison, al biógrafo de Jobs.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído