Heinrich Himmler fue el jefe de la expedición

La misteriosa misión nazi en el Himalaya con el Yeti como posible eslabón perdido de la raza aria

La misión al Tibet fue clasificada como absolutamente secreta

Rápidamente, el Ahnenerbe derivó al estudio de la vida extraterreste, fenómenos paranormales y el ocultismo, temas que le apasionaban a Himmler.

La expedición al Tibet fue clasificada como absolutamente secreta, y el ministro de propaganda, Joseph Goebbels, sólo informó que se trataba de una misión «de naturaleza política y militar cuyos detalles no podían ser revelados».

Reinhold Messner, un reconocido investigador y montañista, asegura que Schaefer fue enviado por los jerarcas nazis a encontrar al Yeti, porque sería «el eslabón perdido» que certificaría la superioridad de la raza aria.

 

Heinrich Himmler, uno de los principales jerarcas nazis, fue quien envió la misión al Himalaya

Heinrich Himmler, uno de los principales jerarcas nazis, fue quien envió la misión al Himalaya

En su libro My quest for the Yeti: Confronting the Himalayas’ Deepest Mistery (Mi búsqueda del Yeti: Confrontando el mayor misterio de los Himalayas), Messner explica que por aquellos años estaba de moda «la teoría de la cosmogonía glacial, que postulaba que toda la energía cósmica provenía del choque entre el hielo y el fuego».

«Himmler estaba convencido de que ésa era la prueba del origen divino de la raza aria y por eso había pedido que la búsqueda del Yeti en el Tibet se mantuviese secreta».

Lo cierto es que el verdadero propósito de aquella misión nunca se supo. Otros historiadores, como Kenneth Hire, rechazan esta versión porque sostienen que se trata de una campaña para transformar al diábolico Himmler en un mero creyente en cosas sin sentido.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído