Ciencia Viral

La increíble expedición Kon Tiki

Balsa fabricada por el explorador noruego Thor Heyerdahl

Un 28 de abril de este año (1017), se cumplieron 70 años de la botadura de la balsa ideada y fabricada por el explorador noruego Thor Heyerdahl (1914-2002), que fue construida con elementos naturales del país, porque Heyerdal quería probar su teoría sobre poblaciones procedentes de Sudamérica, que podían haber llegado hasta la Polinesia en tiempos precolombinos, colonizando este archipiélago. Para probarlo estaba dispuesto a jugarse la vida y la de sus compañeros, tripulando la balsa Kon Tiki, llamada así en honor al nombre del dios del Sol de los Incas, hasta arribar a su destino.

La precaria embarcación sería movida únicamente por las corrientes, las mareas y los vientos que son constantes, la mayoría de los días, en las zonas cercanas al Ecuador, con dirección Este-Oeste.

Esta expedición fue financiada mediante préstamos y donaciones, algunas por parte del ejército de los Estados Unidos de Norteamérica y la base de la almadía fueron nueve troncos de madera de balsa, la más ligera que se conoce y otros materiales autóctonos, no utilizando en la construcción ningún clavo o tornillo, sólo uniendo las maderas por cuerdas fuertemente atadas. El diseño de la caseta a bordo fue extraída de dibujos realizados por los conquistadores españoles, tal y como se hacía en aquellos tiempos precolombinos. Las provisiones fueron situadas en cajas de madera cubiertas de asfalto para evitar que la humedad las deteriorara. La embarcación estaba dotada de aparatos no usados en tiempos antiguos tales como sextante, emisora de radio, brújula y otros que, más que influenciar en la navegación de la balsa, sirvieron para hacer estudios durante la travesía.

Una vez que la embarcación estuvo terminada, fue botada con gran solemnidad desde la parte militar del Puerto de El Callao (Perú) y Thor Heyerdahl, en compañía de cinco integrantes de la expedición, viajaron durante 101 días, a lo largo de más de siete mil kilómetros a través del Océano Pacífico, hasta llegar, el día 7 de agosto de 1947, al atolón de Raroia, en las islas Tuamotu, con todos los integrantes de la expedición sanos y salvos, probando plenamente su teoría.

Posteriormente Heyerdahl escribió un libro relatando las incidencias de la expedición que fue un best-seller titulado «Kon Tiki» y en 2012 se estrenó una película del mismo nombre, dirigida por Joachim Ronning que ganó un premio Oscar.

Merece la pena leer el libro que se puede comprar on-line o el visionado de la película en youtube.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído