Neven Ciganovic, adicto a la cirugía plástica y operado en Irán, sufre ahora de un priapismo de aquí te espero: no hay quien remedie tamaño despropósito

Se hace la rinoplastia y le dejan el pene con una erección de narices

"Por desgracia, no me dan analgésicos porque no se dan a los pacientes aquí, así que toca seguir sufriendo"

Se hace la rinoplastia y le dejan el pene con una erección de narices
Neven Ciganovic IT

El presumido croata se operó en Irán frente a las cámaras de la televisión británica

A Neven Ciganovic, croata de 45 años, le han dejado con un priapismo de aquí te espero, -una erección no deseada, duradera y dolorosa-, y no hay quien remedie tamaño despropósito.

Estilista de profesión y obsesionado con la cirugía estética, no en balde ha pasado ya por el quirófano en doce ocasiones, se encuentra en tal estado tras operarse frente a las cámaras de una televisión británica de la nariz, esto es, una rinoplastia en toda regla. Y es que estaban realizando un documental sobre su azarosa vida.

El mentado, atribuye esta complicación a una mala reacción, aunque cuando se retocó los labios, el estómago y la barbilla, no pasó nada y salió tan airoso y contento.

Su adicción le ha pasado factura y ahora sufre las consecuencias en un hospital de Belgrado. «Por desgracia, no me dan analgésicos porque no se dan a los pacientes aquí, así que toca seguir sufriendo», dijo el afectado, según recoge el diario ‘Metro’.

El estilista está convencido de que sus cirugías sólo han mejorado su apariencia: «A menudo oigo que la gente me veía mejor antes». ¿Quién no se verá mejor 20 años más joven?».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído