La evolución de sociedades

Seres humanos: La agricultura intensiva y las jerarquías sociales evolucionaron a la vez

Seres humanos: La agricultura intensiva y las jerarquías sociales evolucionaron a la vez
Los campesinos formaban la clase social inferior en Egipto Antiguo. EP

Análisis de la evolución de sociedades de 155 islas en Asia-Pacífico revelan la forma en que factores sociales y materiales se combinan para transiciones clave en la organización social humana.

Un antiguo debate en el campo de la evolución cultural ha girado en torno a la cuestión de cómo y por qué las sociedades humanas se vuelven más jerárquicas.

Algunos teorizan que los cambios materiales en los recursos de una sociedad o las estrategias de subsistencia la llevan a ser más jerárquica; otros creen que la jerarquía es la causa más que el resultado de estos cambios.

Muchos ven la respuesta como algo en el espectro entre estos dos extremos. Para probar estas teorías, un grupo de investigadores del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana, en Alemania, y la Universidad de Auckland, en Nueva Zelanda, examinaron 155 sociedades austronesias, cuyos resultados se publican en ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’.

Las sociedades examinadas tenían un rango geográfico que se extiende desde Taiwán a Nueva Zelanda, Madagascar y la Isla de Pascua. También son diversos en términos de estratificación social y prácticas agrícolas, por lo que son una buena opción para el estudio.

«El Pacífico es un escenario ideal para probar estas ideas –explica el autor principal Quentin Atkinson, del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana y la Universidad de Auckland–. Es como un experimento natural gigante con poblaciones diseminadas en cientos de islas con diferentes instituciones políticas y modos de subsistencia. Y conocemos la ascendencia cultural de estas poblaciones porque está codificada en los idiomas que hablan».

Estas sociedades variaban de igualitarias a rígidamente estratificadas, y sus sistemas agrícolas oscilaban entre los menos intensivos hasta los más intensivos en el mundo premoderno: las terrazas de arroz construidas por los Ifugao en Filipinas a menudo han sido descritas como la «octava maravilla» del mundo.»

CIRCUITO DE RETROALIMENTACION

Los resultados del estudio mostraron que no hubo una conexión causal simple entre los cambios en el modo de agricultura de una sociedad y el aumento de la jerarquía. Aunque en muchos casos la intensificación agrícola pareció coevolucionar con la jerarquía sociopolítica, en otros casos, estos rasgos aparecieron independientemente uno del otro.

Cuando ambos rasgos surgieron, no siempre la agricultura intensiva fue lo primero.

«Existe la opinión generalizada de que los cambios materiales en el medio ambiente impulsan la evolución social y no a la inversa –afirma Atkinson–. Nuestros hallazgos desafían esa visión y muestran que la flecha causal en realidad va en ambos sentidos».

«Los hallazgos sugieren que la intensificación y la jerarquía se promovieron mutuamente, quizás como parte de un ciclo de retroalimentación que también puede haber involucrado el crecimiento poblacional –explica el primer autor Oliver Sheehan, también del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana y la Universidad de Auckland–. Estos resultados revelan cómo los factores sociales y políticos, lejos de ser secundarios al proceso de evolución cultural, se encuentran entre sus impulsores más importantes».

El coautor del estudio y actual Director Gerente del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana, el profesor Russell Gray, afirma:

«Este estudio muestra el poder de los métodos filogenéticos computacionales para probar hipótesis causales sobre la historia humana».

Los investigadores esperan realizar trabajos similares en otras áreas y en otros contextos culturales.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído