Mundo insólito

Sorprendente teoría revela cómo se movieron las piedras de Stonehenge: ”No fueron los humanos»

Según Brian John, los míticos monolitos fueron desplazados hasta ese lugar por un glaciar

Sorprendente teoría revela cómo se movieron las piedras de Stonehenge: ”No fueron los humanos"
Stonehenge. ST

Stonehenge es un monumento megalítico tipo crómlech, oficialmente datado finales del neolítico (siglo XX a. C.), situado cerca de Amesbury, en el condado de Wiltshire, Inglaterra, a unos quince kilómetros al norte de Salisbury, según WP.

El conjunto megalítico de Stonehenge, Avebury y sitios relacionados fue proclamado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986.

Stonehenge está formado por grandes bloques de rocas metamórficas distribuidos en cuatro circunferencias concéntricas. El exterior, de treinta metros de diámetro, está formado por grandes piedras rectangulares de arenisca que, originalmente, estaban coronadas por dinteles, también de piedra, quedando hoy en día solo siete en su mismo sitio. Dentro de esta hilera exterior se encuentra otro círculo de bloques más pequeños de arenisca azulada. Este encierra una estructura con forma de herradura construida con piedras de arenisca del mismo color. En su interior permanece una losa de arenisca micácea conocida como «el Altar».

Brian John, un científico galés, afirma haber resuelto el misterio de cómo fueron movidas las famosas piedras de Stonehenge (Reino Unido), y calificó las teorías previas como ‘mitología’, según RT.

De acuerdo con el experto, las rocas fueron movidas hace 500.000 años por unglaciar, que las llevó hasta la llanura de Salisbury desde una cantera en Gales, donde se cree que se originaron.

Una teoría popular sostiene que seres humanos llevaron o arrastraron las piedras hace 5.000 años, pero nunca se ha descubierto cómo esas personas de la edad de piedra pudieron lograr tal hazaña, informó el diario Daily Mail.

Según John, la evidencia apoya un escenario en el que esas piedras azuladas fueron llevadas al sitio por un glaciar. Su teoría también respondería a la pregunta de por qué los antiguos constructores de Stonehenge creían que esas gigantescas moles tenían un significado espiritual, que habría hecho válido el esfuerzo de transportarlas.

De acuerdo con su libro, titulado ‘Las piedras azules de Stonehenge’, estos monolitos no tenían ningún profundo significado para los antiguos británicos.

En los últimos 50 años ha habido una serie de estudios sobre Stonehenge, que abarcan desde la ciencia hasta la mitología. «Esto ha sido impulsado en parte por la constante demanda de los medios de comunicación, que piden nuevas y espectaculares historias sobre el monumento», declaró John a periódicos británicos.

En 2015, Brian John participó en la redacción de un informe en el que se argumentó que lo que se creía evidencia de la extracción neolítica de piedras azules en Gales era en realidad un proceso «totalmente natural».

Stonehenge es uno de los monumentos prehistóricos más prominentes de Reino Unido. Lo que de él se puede observar hoy es la etapa final de un proyecto que abarcó 1.500 años.

VÍDEO DESTACADO: Stonehenge

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído