El fallecido era el cuarto marido de la arrestada

Detenida por asesinar a su marido con un destornillador a las dos semanas de casarse

La criminal, que supuestamente iba en silla de ruedas, contó con la complicidad de su supueston cuidador

Detenida por asesinar a su marido con un destornillador a las dos semanas de casarse
La asesina de su marido camionero. IA

Lo cameló, se casó con él por conveniencia y lo mató sin pestañear, cuando apenas llevaban casados dos semanas.

José Luis, un camionero jubilado de 69 años que nació en Santander y residía en Guardamar, fue asesinado a puñaladas el pasado 20 de agosto de 2018 por la noche en Alicante.

Lo acuchilló con un destornillador y a sangre féia su esposa, una mujer de 45 años con la que contrajo matrimonio el pasado 4 de agosto en Sax.

María Concepción M. V., Conchi para sus allegados, actuó ayudada por un tipo de 58 años que se encargaba de cuidarla a ella porque se desplaza en una silla de ruedas.

José Luis, un alma candida, acudió a Alicante tras ser invitado a una «cena romántica» por su mujer.

En realidad era una encerrona que le costó la vida. Los dos agresores fueron sorprendidos y detenidos por una policía nacional que estaba fuera de servicio y presenció el crimen.

La agresión se produjo sobre las diez y media de la noche de en un aparcamiento de tierra de la calle Sol Naciente, en la Albufereta. Allí se habían citado los ahora detenidos y la víctima y todo apunta a que tenían planeado matar a José Luis.

Portaban guantes y gorras y en el momento de la brutal agresión.

Uno sujetaba a la víctima mientras que el otro la apuñalaba con un destornillador -la investigación aún trata de aclarar los roles-.

“Se escuchaban voces chillando ‘Que me matan, que me matan’”, explica uno de los residentes en este inmueble de la calle Sol Naciente.

Algún alarido similar debió oír una agente de la Policía Nacional, destinada en la brigada provincial de la policía científica de Alicante y que estaba fuera de servicio, que paseaba por la zona y consiguió retener a los dos presuntos agresores

Al escuchar los gritos y ver la agresión comenzó a correr hacia el punto del suceso mientras llamaba a la sala del 091 de la Policía Nacional, indicándoles a sus compañeros el lugar exacto. La funcionaria gritó a los agresores mientras se dirigía hacia el lugar para auxiliar a la víctima con el fin de que depusieran su actitud.

Una vez bajó al aparcamiento se encontró a los dos homicidas agrediendo a la víctima con un destornillador en el cuello y el pecho de la víctima.

La policía comenzó un forcejeo con el varón y evitó que continuara el apuñalamiento. Una vez tuvo controlados a los sospechosos llegaron agentes del Grupo de Motos de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, quienes colaboraron en la detención de los presuntos asesinos. Ambos fueron detenidos y trasladados a los calabozos de la Comisaría Provincial.

La víctima estaba tendida en el suelo entre dos vehículos sin signos de vida y con diversas heridas en el cuello y pecho, de las que brotaba abundante sangre.
Vehículos inspeccionados

La puerta trasera de la furgoneta de los arrestados se encontraba abierta, por lo que la Policía no descarta que el objetivo de los agresores fuera meter dentro el cadáver, ya que además guardaban una manta en el maletero.

Aunque la detenida llevaba una silla de ruedas en el momento de la agresión mortal, fue vista de pie durante el crimen, por lo que los investigadores barajan que no tiene una incapacidad grave que le impida andar.

Porque Conchi va en silla de ruedas desde hace algo más de un lustro. No podía levantarse por un problema de huesos, alegaba. Incluso cobraba una ayuda económica por la incapacidad. Fue una impostura que mantuvo hasta que la Policía Nacional de Alicante la pilló de pie, sin problemas, tras asesinar, presuntamente, a su flamante marido. Su excusa: quería hacerle “el boca a boca” a su moribundo esposo

Un amigo de la víctima reconoció a P. Cerrada  de ‘Información de Alicante’ que el fallecido le contó que la detenida simulaba estar incapacitada para poder cobrar una importante indemnización por un accidente.

El crimen fue ejecutado con total sangre fría. Uno agarró al camionero y el otro lo cosió literalmente con un destornillador. El desventurado tenía puñaladas en el cuello y en el pecho, por lo que perdió mucha sangre y falleció.

Móvil del crimen

Los agentes del Grupo de Delincuencia Violenta de la Brigada de Policía Judicial y de la Brigada de Policía Científica se encargan de las pesquisas. Un amigo de la víctima asegura el matrimonio entre la víctima y la presunta agresora fue de conveniencia, según le contó José Luis, pero no se explica el motivo de la agresión porque él cobraba una exigua pensión.

Este era el cuarto matrimonio de la detenida, mientras que el fallecido perdió a su mujer hace varios meses.

Te puede interesar

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

GELES DESINFECTANTES

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído